Nos van a tener enfrente en una movilización contínua”

Creo que la reforma laboral aprobada hoy por el Gobierno de Rajoy es una agresión a los derechos laborales sin precedentes en nuestra democracia.

La decisión de Rajoy es una “mala noticia” para la economía de España en general y de Aragón en particular ya que supondrá “nuevos recortes” para los trabajadores y trabajadoras y para las familias más desfavorecidas.

No conozco ninguna Reforma Laboral, y llevamos ya unas cuantas, que cree empleo, ya que está demostrado que las que se han llevado a cabo en los últimos treinta años sólo han servido para destruir empleo y mandar gente al paro.

La Reforma presentada hoy, por mucho que digan el PP y sus voceros, no habla de empleo. Convierte a las personas desempleadas en voluntariado forzoso, desregula la negociación colectiva, quita la tutela de administración sobre conflictos laborales, introduce múltiples y variadas formas de temporalidad y precariedad y abarata más todavía el despido.

En definitiva sustituye el poco empleo de calidad que queda por empleo precario y da así cumplida satisfacción a los mercados y a los poderes económicos.

Ya no es, ni siquiera, una Reforma al servicio de los mercados. Es una Reforma al servicio de los mercaderes.

Además se produce en un momento en el que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, con una mano nos anuncia una reforma laboral y con la otra mano dice que este año va a haber 700.000 desempleados más en España, muchos de ellos y ellas en un Aragón que, con más de 106.000 parados y paradas, ya no resiste más.

Rajoy y su equipo, con el silencio de Rudi y de Biel, pone encima de la mesa nuevas desesperanzas, nuevos recortes en la parte más dañada, que son los trabajadores y trabajadoras y las familias que están cerca del umbral de la pobreza.

Me pregunto ¿qué queda por hacer caer sobre las espaldas de los trabajadores y trabajadoras para que los mercados sigan ganando ?.

Hay que salir a la calle a movilizarse para pedir mayor inversión pública, planes de empleo y que haya propuestas encima de la mesa.

Como Izquierda Unida ya estamos en una nueva fase de nuestra campaña de movilización y la próxima semana habrá actos públicos a los que convocamos a la ciudadanía a movilizarse en defensa de sus derechos y para exigir una salida social, justa y democrática a la crisis.

Imagen.

About these ads