Ni siquiera sé como se atreve la organización de los empresarios y empresarias de este país a pretender instaurar la esclavitud del Siglo XXI para los y las jóvenes de hasta 30 años.

Lanzan la idea de, para evitar que los y las jóvenes estén sin nada que hacer, un contrato de entre 6 y 12 meses, a salario mínimo (ni 700 €), sin cotizaciones sociales (así no paga nada el empresario) y sin derecho a paro cuando lo despidan gratuitamente.

Vaya clase empresarial que tenemos. Es insaciable. Encuentran en la crisis la justificación perfecta para despedir gente, para pedir más apoyos y subvenciones, para pedir más recortes laborales y ponen la guinda queriendo que les legalicen los contratos basura que proponen en su última ocurrencia.

Bueno, una más que va en misma dirección. La crisis no la están pagando quienes la han causado. Se sabe que, con la crisis, las rentas salariales han caído tres veces más que las rentas empresariales. Los trabajadores y trabajadoras, además, sufren el paro, el embargo de sus hipotecas, y, para colmo, les quieren tocar las pensiones.

De esta crisis sólo puede haber una salida para quienes la están pagando. Esa salida no la encuentra Zapatero, no la tiene la derecha política ni económica de este país. Hasta ahora sólo la izquierda ha puesto encima de la mesa alternativas sociales. Os invito a conocerlas y,si os convencen, a apoyarlas

Anuncios