En estos días en los que se habla de la crisis, de cómo salir de ella, y de ajustes y recortes del gasto público me parece necesario dar datos y cifras que ayuden a la ciudadanía a tomar posiciones. Venimos insistiendo en que hay otras maneras de salir de la crisis. Crisis que no voy a negar pero que la han provocado los mercados financieros, las políticas económicas neoliberales y un modelo económico y productivo claramente capitalista. El problema es que son los mismos que han causado la crisis quienes dicen como salir de ella, como salir de su crisis. Yo pienso que se puede salir de otra manera

La gran mayoría de ideas, propuestas, modos y formas de salir van todas, bueno casi todas, en la misma dirección. Reducir gasto público, congelar pensiones, no hacer inversiones públicas, recortar empleo y salarios del sector público, subir el IVA y proteger a los mercados. A ésto se apunta el PSOE (que tiempos en los que, al menos, eran socialdemócratas) y lo hace también el PP aunque ahora se proclame el partido de los trabajadores y los pensionistas. Un inciso. ¿ Han visto al Rajoy, a la Cospedal, a la Aguirre, al Camps,…….. en alguna de las manifestaciones y concentraciones que hemos protagonizado los trabajadores y trabajadoras del sector público?.

Bueno, no es de ésto de lo que hoy quiero hablar sino de dar algunos datos sobre cómo es posible hacer las cosas de otra manera. Me habrán oído hablar muchas veces de la necesidad de que la Iglesia Católica cumpla, en este caso sí que debe ser religiosamente, con las obligaciones fiscales que tenemos la ciudadanía, las administraciones públicas, las empresas…. La Iglesia, en este país, no paga.

Pero además de no pagar la Iglesia recibe dinero de hacienda. Sí, Sí, de ese sitio que nos dicen que somos todos. Mientras tanto la Iglesia tampoco paga impuesto de Patrimonio, es más, ni siquiera cuida su patrimonio porque son los dineros públicos los que mayoritariamente arreglan catedrales, capillas, … aunque luego para entrar a verlas haya que dar (voluntariamente por supuesto pero si no no entras) un “donativo”.

La Iglesia Católica ha cobrado directamente de hacienda la nada desdeñable cantidad de 252.682.547 € (no se pierdan que son 252 millones y pico) correspondientes a la liquidación del IRPF de 2008. A pesar de la crisis cobrará otro tanto al menos con la liquidación del IRPF de 2009 que ahora estamos preparando todos y todas (ya saben la famosa crucecita). Además no pagan el IBI. Por ejemplo, en la ciudad de Zaragoza, la Iglesia Católica ha dejado de ingresar 1,6 millones de €. Pues si, aunque no se lo crean, en estos tiempos de crisis, en los que reducimos el salario a los trabajadores y trabajadoras municipales, en los que las arcas municipales necesitan recursos par atender las políticas sociales, la Iglesia Católica no paga el IBI. ¿Verdad que todos nosotros y nosotras pagamos el IBI de nuestra casa?, pues ya lo ven. La Iglesia no paga por La Seo, ni por El Pilar, ni por los conventos, ni…., tampoco paga las tasa e impuestos por obras, bueno, no paga por nada.

Pero además de que la Iglesia no paga por nada nosotros y nosotras (nuestros impuestos) pagamos un profesor o profesora de religión católica (seleccionado/a por el obispo de turno) por cada diez aulas escolares. Pagamos también 2 capellanes católicos por cada Hospital. Pagamos también los capellanes católicos que atienden espiritualmente a nuestros ejércitos. Y no estoy pidiendo que dejemos de pagar estos salarios. Sí que pido que, como se hace en toda Europa, pague la Iglesia Católica (o cualquier otra) el gasto relativo a sus necesidades doctrinales.

Puedo añadir también que a la Iglesia Católica suelen (en Huesca este mismo año) cederle gratuitamente suelos públicos para construir templos, conozco unos cuantos ejemplos en los que órdenes religiosas han conseguido  recalificar los terrenos en los que había colegios concertados y han practicado el mundano deporte de la especulación.

Estarán conmigo que, con la que está cayendo, con los “viajes” que nos están dando a los trabajadores y trabajadoras, a los y las pensionistas, a los pequeños autónomos, a las pequeñas explotaciones familiares agrarias, a los artesanos y artesanas, a los…. es el momento de exigirle al Gobierno que rompa el Concordato dichoso o que, cuando menos, la Iglesia Católica pague impuestos como los y las demás. ¿Verdad que es incomprensible que estemos dejando de hacer hospitales y colegios mientras pagamos para que hagan iglesias?.

Mira el IBI de la casa en que vives. La Basílica que ves no paga nada

Mira el IBI de la casa en la que vives. La Basílica que ves NO PAGA NADA

Anuncios