20 de Marzo, domingo, a las 12 de la mañana nos juntamos en la Puerta de Toledo (Madrid) miles y miles de personas que, convocadas por Izquierda Unida, nos manifestamos en defensa de nuestros derechos, de nuestras pensiones, de los servicios públicos y, sobre todo, para gritar alto y fuerte que ¡¡ la crisis la paguen los ricos ¡¡.

También para decir, una vez más, que la crisis tiene una salida por la izquierda. Que hay alternativas distintas a las que marcan los mercados. Que Izquierda Unida tiene propuestas distintas a las que marca la economía. Que la izquierda no se resigna y que hay miles y miles de personas, de trabajadores y trabajadoras, de pensionistas, de jóvenes, de mujeres, de gente de izquierda que se siente capaz de rebelarse contra un sistema que se pode de rodillas ante los mercados.

También se pidió un modelo energético sin nucleares y una apuesta por la diplomacia en vez de por los ataques para defender los derechos de los ciudadanos y ciudadanas de Libia.

Estuvimos miles, se llenó a rebosar la Puerta del Sol madrileña, se movilizó la izquierda. Esta movilización fue silenciada, pero fue una gran movilización que renovó el compromiso y que aumentó las esperanzas en que la izquierda remonta, recupera apoyos y espacios y será decisiva para dar una  alternativa social a la crisis.

¡¡ Vamos, la izquierda ¡¡

Anuncios