Vaya polémica que hemos tenido estos días a cuenta de los viajes de los eurodiputados y eurodiputadas en primera clase. Lo curioso es que se han cargado las tintas en lo que nos cuestan los viajes de sus señorías y se han perdido algunos detalles que se refieren al tema.

Apenas se habla de que la noticia se conoce porque el Grupo de la Izquierda Unitaria (GUE), en el que está el eurodiputado de izquierda Unida, Willy Meyer, presenta una enmienda al Presupuesto Comunitario para que sus señorías viajen en clase turista. La enmienda es “tumbada” porque liberales, populares y socialistas, dicen que no. Que quieren seguir en clase VIP. ¿Quienes impiden que se acaben los viajes en 1ª clase?.

También he llegado andando a Bruselas

 

A partir de ahí se cargan las tintas en los viajes de sus señorías, se habla ya de los viajes de los demás cargos públicos y el tema llega a los de los políticos aragoneses.

Tres días, desde que saltó la noticia, he tenido que ir a Madrid. Los tres días me he oído aquello de” hoy va en turista porque les hemos pillado a estos sinvergüenzas”. Los tres días, como todos los días, durante los 8 años que llevo de diputado, que he tenido que ir a Madrid, o a Barcelona, he ido en turista, igual que cuando he ido a Bruselas (he ido varias veces por los desaguisados urbanísticos y proyectos de ruletas y casinos) voy en vuelos y líneas de bajo coste (las que van a Charleroi). Bueno, es evidente que ya estoy, una vez más, en el grupo de “todos son iguales” pero seguiré viajando en turista y seguiré, como Willy Meyer en Bruselas, como Gaspar Llamazares en el Congreso, reclamando que se regule adecuadamente todo lo referente al servicio público. Pero sólo soy, como Willy, como Gaspar, como otros y otras compañeros y compañeras, responsable de proponer austeridad y perder las votaciones porque los mayoritarios, los que hablan sin ningún rubor de recortar el gasto social, votan en contra de acabar con algunos privilegios.

Soy responsable, también, de pertenecer a la clase política, una clase en la que hay alguna gente con muy poca clase. Pero seguiré responsablemente haciendo política para defender derechos y libertades y para acabar con privilegios. No sólo el de los viajes VIP para cargos públicos, sino para acabar con los de quienes viajan en jet privado y nadie dice nada, para acabar con ese privilegio que es tener palacios y no pagar impuesto de patrimonio, para acabar con los despidos baratos, para buscar un mundo más justo, más redistributivo, más solidario y menos hipócrita.

Por cierto, hablando de vuelos y de coste de los mismos. ¿Que opinan Vds. de que hayamos pagado entre todos y todas 1.000 € por cada esquiador o esquiadora que ha llegado al aeropuerto de Huesca?.

¿Qué como es posible?. Pues yo les doy los datos y saquen Vds. las conclusiones:

El aeropuerto Huesca-Pirineos perdió seis millones de euros en 2010 (datos de AENA) han sido 6.000 los usuarios en 2010. La cuenta es rápida, atender a cada uno le costó a Aena (que mientras no la privaticen somos todos y todas) 1.000 euros.

Añadimos los más de 50 millones de € que costó el aeropuerto y veremos que estamos ante una pasada (que conste que lo de la la mayoría de sus señorías también lo es) de la que nadie habla nada más que para pedir más dinero público para sacar adelante un aeropuerto (al que I.U. se opuso pero también perdió la votación) construido para capricho de un señor del PP (Rodolfo Aínsa) que alegremente financió con el dinero de todos/as otro señor del PP (Alvarez Cascos). Claro que ahora está de moda inaugurar aeropuertos (el de Castellón) para que pasee la gente porque no hay vuelos (otra de un señor del PP) y aquí, en Teruel, sin ir más lejos, ya llevamos otros 50 millones de € en otro aeropuerto que nadie sabe para que va a servir Idea del PSOE-PAR).

Se me acaba el tiempo, otro día seguiremos hablando de estas cosas. Ahora me voy a un acto contra la crisis, porque sigue habiendo una crisis salvaje que estamos pagando los trabajadores y trabajadoras.

¡¡ VAMOS, La izquierda ¡¡


Anuncios