Estamos en plena campaña electoral. Tan sólo faltan 6 días para el 20 N y la Izquierda de Aragón está demostrando que tiene alternativas de izquierda al neoliberalismo y la socialdemocracia. Que las tiene, también, al bipartidismo.  Ayer, en Zaragoza, en el mitin del PSOE, Felipe González resucitó la teoría de la “pinza”. Su argumento era que la coalición la Izquierda de Aragón “quitaba” escaños al PSOE (que yo sepa los escaños son de la ciudadanía que vota) y ayudaba a la mayoría absoluta del PP. Días antes, y veo que ya va a ser una constante, otro destacado socialista aragonés (expresidente de la Diputación Provincial) ya iba por el mismo camino. Es curioso que el PSOE que ha hecho piña con la derecha más rancia aragonesa representada por el PAR durante los últimos 12 años considere que una convergencia de la izquierda va contra sus intereses. Es la prueba de que el PSOE (para disgusto de su base social) se ha pasado al centro. Sólo al centro y a la derecha le molesta y preocupa una izquierda cohesionada en torno a una alternativa transformadora.

Eso es lo que somos la Izquierda de Aragón. Aquí confluimos quienes creemos que es posible transformar la sociedad, quienes mantenemos la lucha de clases, quienes nos declaramos internacionalistas, pacifistas y solidarios y quienes militamos en la sociedad crítica. Compartimos, en claro mestizaje, el verde ecologista con el rojo de la reivindicación obrera, con el morado de la lucha por la igualdad y con el blanco de la paz y la justicia. Convivimos comunistas, aragonesistas, ecologistas, pacifistas, sindicalistas, vecinos y vecinas, independientes, comunidades cristianas, … En la Izquierda de Aragón nos integramos hombres y mujeres que defendemos y practicamos los valores republicanos, que entendemos la militancia y compromiso con la izquierda como suma y nunca como exclusión. La izquierda que hace falta es la unitaria, la que se define como plural en la diversidad. Nunca la que margina y mira el RH.

Somos la izquierda que pone la cara social, la que reconoce la clase trabajadora y la que es referente de la izquierda de verdad. Lo estamos demostrando. Día a día se reconoce que nuestro trabajo es la lucha por el empleo estable y de calidad, la defensa de los servicios públicos, la confrontación con la especulación, la consolidación de los valores democráticos y de participación, la mejora de las condiciones de vida de los colectivos más vulnerables, la vertebración del territorio, verdaderas políticas de desarrollo sostenible, la fiscalidad justa… Nuestras propuestas se han elaborado desde el conocimiento de la realidad cotidiana que vive quien está en paro, quien tiene un salario de 700 euros, una beca precaria, una pensión mínima, un empleo temporal cada dos meses o quien no encuentra una vivienda digna y asequible.

Hacemos política con la participación ciudadana, en colaboración con el movimiento vecinal, en contacto constante y directo con los sindicatos de clase, en relación con los movimientos ecologista, feminista, gays y lesbianas, pacifista y antimilitarista, en definitiva, con toda la sociedad y sabemos que recuperamos espacio. La izquierda de verdad, aunque le pese a la derecha y preocupe a la socialdemocracia, será respaldada en las urnas y tendrá representación en el Congreso.

¡¡SUMATE ¡¡ Iniciativa Social – CHA – IU.

¡¡TU VOTO LLEGARÁ AL CONGRESO¡¡

 

Anuncios