Todavía no ha tomado posesión Rajoy pero la jerarquía de la Iglesia Católica ya empieza a reclamar. La Conferencia Episcopal no quiere desaprovechar la victoria rotunda de los populares y empieza a jugar sus cartas.

Apenas unas horas después de que el portavoz de la Conferencia Episcopal, Juan Antonio Martínez Camino, asegurara que desde la Iglesia “no se va a dar ninguna directiva al Gobierno, porque no se le ha dado nunca a nadie”, el cardenal de Madrid, Antonio María Rouco Varela, ponía a su secretario general al pie de los caballos al reclamar al nuevo Gobierno,  “en este momento histórico”, la recuperación de la Ley Orgánica de Calidad de la Educación (LOCE), derogada por el PSOE en 2004, y en especial una alternativa obligatoria a la clase de Religión.  Rouco Varela, que es además el jefe de los obispos, insistió ayer en la “urgencia” de volver al sistema anterior. Espero que sólo se refiera a la Ley de Educación pepera y no soñara con la vuelta a la época de la dictadura franquista.

Tiene, también, gracia eso de que la Iglesia “nunca ha dado directivas al Gobierno porque no se la dado nunca a nadie”. Se olvidan de sus campañas contra leyes democráticas, aprobadas en parlamentos democráticos, tales como el matrimonio homosexual, aborto, muerte digna,….

Anuncios