Hay quien me dice que el primer síntoma de la vejez es dedicarse a contar batallitas. Pues, ya me jode recordar. Me molesta porque veo que la cosa se repite y siento que la memoria es frágil.

Estos días estamos viendo como el sistema se reinventa, como escenifican esas aparentes diferencias que hay entre los dos grandes partidos que, gracias a ese sistema electoral que protege al bipartidismo, han gobernado este país.

Hoy me acuerdo de un 2 de febrero, el de 1984, ese día CC.OO., también ELA-STV en Euskadi, convocaron una huelga contra la reconversión industrial. Esa huelga no era apoyada por la UGT de Nicolás Redondo que, por aquel entonces, estaba claramente alineada con el PSOE y la socialdemocracia. La huelga paralizó por entero ciudades como Vigo, Ferrol, Cádiz, Gijón, Avilés, Sagunto, Cádiz,…

En 1984 gobernaba Felipe González. Había ganado las elecciones de 1982, su lema fue: Por el Cambio (¿os suena?) era la primera mayoría absoluta de la democracia y tenía 202 diputados.

Su gobierno, el primero de ellos, fue muy duro para la gente. Especialmente para trabajadores y trabajadoras del sector industrial.

El PSOE estaba empeñado en entrar en la OTAN y en lo que, entonces, era la Comunidad Económica Europea. También, en 1984, el gobierno socialista reformó el Estatuto de los Trabajadores e introdujo la “flexibilización” que acabó significando la precarización.

Europa, como condición previa a la entrada, exigió el desmantelamiento de sectores productivos importantes como eran el naval, el siderúrgico, el textil, el lechero e incluso el productor de vino.

El PSOE había ganado las elecciones prometiendo crear 800.000 empleos, pero el desmantelamiento industrial que reclamaba Europa dejó 100.000 parados y paradas y miles y miles de jubilaciones anticipadas.

El desmantelamiento de empresas fue llamado “reconversión industrial” pero realmente, lo que ciertamente ocurrió, es que se produjo un cierre, liquidación y privatización de empresas estatales como eran los astilleros y las siderurgias.

Ese proceso, además de miles de parados y paradas, de desmontar el sector industrial, le costó al estado (eran empresas públicas la mayoría) un billón (con b) de pesetas.

Fue el inicio del camino que convertía a España en un “país de servicios”.

Los ministros socialistas, Boyer y Solchaga, el brazo ejecutor de esta política, no tenían reparos en proclamar que la titularidad de las empresas nos importa y que España no debe competir con los países europeos industriales. Afirmaban que nuestro futuro está en el turismo.

Para no aburrir. El PSOE gano en 1986 (mayoría absoluta), en 1989 (mayoría absoluta) y en 1993 (mayoría simple que reforzó pactando con nacionalistas catalanes y vascos a quienes prefirió en vez de pactar con IU que, con Anguita, tenía 18 escaños).

Y,… bueno, aquí estamos, seguimos pagando la crisis los mismos, seguimos votando a los mismos y se siguen forrando los mismos.

La cosa está que arde

Cuando alguien se empeña en ver un detalle, en vez de un conjunto, se suele decir que está como aquel, o aquella, que se fijaba en un árbol pero no veía el bosque.
Algo así está pasando con un rumor, creo que muy interesado, que están lanzando estos días a propósito de algo que nadie ha planteado como es la fusión de IU con Podemos.
El run run, extendido convenientemente a través de las tertulias televisivas y de las redes sociales, ha merecido, incluso, una portada de El País.
Según esa portada, y esas tertulias, una de las cuestiones a debatir en el encuentro de Podemos de Vistalegre 2, es si hay o no hay fusión con IU.
No conozco las intenciones de Podemos, ni voy a entrometerme en su proceso. Conozco perfectamente la decisión, que no intenciones, de IU, y aseguro que nunca, en ningún momento, se plantea, ni se ha planteado, ni fusión ni integración en ningún sitio.
Lo diré una vez más, como lo ha dicho y repetido Alberto Garzón, nuestro Coordinador Federal, lo podremos decir más alto, gritando si se quiere, pero no más claro: IU no tiene ninguna intención de fusionarse con Podemos.
Estamos decididos y decididas a conseguir ese Nuevo País que defendemos. Queremos cambiar las cosas. Queremos acabar con el bipartidismo ramplón que nos ha gobernado y gobierna. Queremos un nuevo sistema que salga de una ruptura democrática y se apoye en un nuevo proceso constituyente.
Sabemos, estamos convencidos y convencidas, que para ello es imprescindible un Bloque Social y Político en el que, junto a IU, estén Podemos y los demás actores políticos, sociales y ciudadanos de la izquierda de este país. Necesitamos ese proceso unitario, no uniforme, de la izquierda y queremos construirlo con quienes, como Podemos, son diferentes a nosotros y nosotras pero compartimos espacio político y social. Pero nunca, en ningún momento, defendemos una fusión.
En estos momentos con Podemos, y otros partidos, compartimos la coalición electoral Unidos Podemos. Una coalición es precisamente eso, una coalición de partidos diferentes en la que se respetan las identidades de cada uno, las siglas y su programa.
Pero sabemos que no basta con una coalición electoral. Creemos necesario, además del trabajo conjunto en las instituciones, conseguir un Bloque Social y Político que consiga ese proceso de ruptura que sería el nuevo proceso constituyente y eso, pensamos que es necesario trabajar juntos y juntas en las instituciones, sí, pero también en las calles, construyendo la alternativa contra la injusticia y el recorte de derechos y libertades.
Queremos poner en común en vez de competir. Lo que queremos es seguir colaborando, queremos trabajar juntos en las instituciones y en las calles, construyendo desde abajo y luchando contra las injusticias. Poniendo en común lo que nos une podemos intentar ese bloque que construya esa alternativa política, social, económica y productiva que necesitamos.
Quizá es por eso por lo que el bipartidismo y los poderes fácticos y económicos nos quieren reñidos, quizá, por eso alienten rumores, quizá, por eso, inventen una noticia y le den una portada. Por eso señalan un árbol y no dejan ver el bosque.
Ciertamente cansa, y molesta, ver como alguno y alguna intenta utilizar el árbol, este falso rumor, para sus intereses en los procesos internos.
Están ayudando a invisibilizar el bosque, en ese bosque en el que están todos los árboles, cada uno siendo como es, puede construirse la alternativa para esas clases populares que son víctimas del capitalismo y de la crisis. De ese bosque común puede salir el fin de los recortes en sanidad, educación, pensiones y otros servicios públicos, de las reformas laborales, de los empleos basura; de ese bosque común puede salir la fuerza que acabe, también, con la pobreza y con la muerte porque te cortan la luz.
En eso estamos, aquí, en Aragón, con motivo de nuestra XII Asamblea, el documento “Movilización y Confluencia”  que, junto a otros compañeros y compañeras, presentamos al debate lo deja claro: “Creemos necesaria una IU fuerte que sea capaz de ayudar a la construcción de un instrumento de lucha anticapitalista, feminista, ecologista, internacionalista y solidaria. Queremos una IU fuerte que sea un actor más al servicio del proyecto social y político común”.
Destaco, un actor más, no uno menos.
c210dyuwqaaqvr6

Los datos macroeconómicos, una vez hechos los balances del 2016 que acaba de concluir, dicen que España logró un crecimiento superior al 3% en 2016 por segundo ejercicio consecutivo.

Ese es el mensaje del Gobierno, de los poderes económicos y de los medios de comunicación.

Pero la realidad es que esa riqueza que, a pesar de la crisis se ha producido, no es para toda la población. Los datos económicos, aunque en ello se ponga menos énfasis y se pase de puntillas, dejan muy claro que la brecha (trinchera más bien) entre ricos y pobres es cada vez mayor.

En estos momentos la mitad de la riqueza de este país está en manos del 10 % de la población. El ranking lo encabezan Amancio Ortega (dueño de Zara, Pull&Bear, Massimo Dutti, Bershka, Stradivarius, Oysho, Zara Home y demás marcas del grupo Inditex), su hija Sandra y Juan Roig (propietario de Mercadona), entre los 3 tienen la misma riqueza que la que pueden sumar 14 millones de españolitos/as.

La cosa no es particular de España. Intermon-Oxfam, en su último informe, señala que “en el mundo hay más de siete mil millones de personas y sólo ocho, ocho empresarios, ocho personas, acumulan la misma riqueza que la mitad más pobre de la población mundial, es decir ocho frente a 3.600 millones de personas”.

Son datos conocidos. Si tenéis interés en conocer las grandes fortunas no tenéis que hacer nada más que entrar en internet, teclear Lista Forbes 2016, y conoceréis a quienes la crisis les está haciendo más ricos y ricas cada vez. En esa lista hay, junto a la de los Ortega, otras 20 fortunas españolas más.

Lo cierto y evidente es que el crecimiento de la economía española, por encima del 3 por ciento, no ha conseguido reducir la brecha que es, cada vez más profunda, en salarios y condiciones de vida.

Lo que también es cierto es que en estos años de “recuperación económica” tan solo han subido los salarios de las personas que ocupan cargos ejecutivos en los Consejo de Administración y, es cierto también, que las empresas del IBEX han repartido más dividendos.

Los datos, con la frialdad que dan las cifras, señalan que mientras los salarios altos han crecido, dicen que muy poco, solo un 3%, los salarios que no llegaban a los 1000 € en 2007 han caído el 28 %. Eso da resultados tales que hay salarios de ejecutivos/as que equivalen al de 90 trabajadores/as de nivel medio.

A ello debemos añadir que, tal y como demuestran, también, las cifras, que el deterioro del mercado laboral, la precariedad y la bajada de salarios, es el principal factor generador de desigualdades y el responsable de que la renta de los hogares haya perdido un 20 % en estos años de crisis.

Estas políticas, tan alabadas y bendecidas por el FMI, la Comisión europea y la propia Sra. Merkel no se cansan de repetir parabienes a Rajoy y a Montoro por lo bien que se ha resuelto la crisis en España, nos han situado, en lo que a brecha social entre ricos y pobres se refiere, en el 2º lugar de Europa. Tan solo Chipre nos supera en lo que a desigualdad se refiere.

Esto es la globalización. Esto es lo que significa, y los resultados, de las políticas neoliberales, de los tratados económicos y comerciales (CETA, TTIP,…) que recortan derechos laborales y desmantelan los servicios públicos.

Esto es lo que venimos denunciando, esto es lo que nos lleva a salir a la calle pidiendo Pan, Techo, Trabajo y Dignidad.

Publicado en https://www.facebook.com/IU.Aragon/?fref=ts

manifa madrid

Esa es la subida para las pensiones que aprobará hoy el Gobierno de Mariano Rajoy.
Es una subida que significa unos 3 € al mes de media y que está por debajo de la previsión de inflación para el año que viene que es del 1,2 %. Una subida que va a suponer, para quienes cobramos una pensión, pérdida de poder adquisitivo. Una subida que va a suponer un empobrecimiento que será mucho más acusado para quienes tienen las pensiones más bajas.
Ya se que hoy seguiremos hablando de la contaminación en Madrid, del proceso de Podemos y de si Pedro Sánchez vuelve o no a presentar su candidatura. Me temo que esta noticia apenas tendrá hueco. Pero a mi me parece importante, no porque sea un pensionista, que lo soy, sino porque el debate sobre las pensiones no está cerrado y es un tema que requiere, lo primero información y lo segundo decisiones. La decisión que toma hoy Rajoy es una mala noticia para los y las 8.609.085 pensionistas actuales.
Yo creo, y es en lo primero que tendríamos que ponernos de acuerdo, que el principal objetivo de un sistema de pensiones es social, debe ser capaz de garantizar una renta a quienes alcanzan una edad determinada y acaban su vida laboral o profesional o, también, para quienes sufren una incapacitación que le impide trabajar o, igualmente, para quienes son conyuges, pareja, hijos, hijas y beneficiarios/as de la pensión contributiva que ha generado un trabajador/a que ha fallecido.
En definitiva, creo que la principal función de un sistema de pensiones es asegurar un ingreso económico que proporcione un nivel mínimo de vida suficiente. Por eso creo que debe mantener relación directa con la capacidad de compra que no debe quedar limitada.
Es especialmente importante tener en cuenta que los y las pensionistas son, en su inmensa mayoría, trabajadores y trabajadoras que han llegado al final de su vida laboral, que han contribuido con sus cotizaciones al sistema y que es la pensión su única fuente de ingresos.
En estos momentos 2,5 millones de pensiones están por debajo de los 600 € mensuales y 4 millones están entre los 600 y los 1000 € mensuales. Resumiendo, el 75 % de los y las pensionistas de este país ni siquiera son mileuristas.
imgres
Es muy recurrente. Todos los días oímos llamadas al consenso, al acuerdo. Se argumenta la necesidad de acordar y se trata de “criminalizar” a quienes lo “dificultan” o, simplemente, no entran en el juego.
El argumento fácil, simplón me atrevo a decir, lo sirven los resultados electorales que han dejado claro que no hay nadie capaz de gobernar si no hay acuerdos. A partir de aquí se construye, lo dice hasta Rajoy, esa “necesidad” del acuerdo al que hay que llegar “por responsabilidad”.
¿Para qué nos piden responsabilidad?, ¿para qué el consenso y acuerdo?
La realidad dice, aunque se empeñen en tratar de convencer de otra cosa, que el país, sigue sufriendo una dura crisis económica que afecta, especialmente, a la ciudadanía, a las clases populares. También hay una crisis política que afecta, especialmente, a las organización políticas de la izquierda.
Sólo esta situación de crisis que incide, también, en la política, puede explicar que, a pesar de las movilizaciones, a pesar de las denuncias sobre corrupción, a pesar de las medidas represoras como la Ley mordaza y a pesar de todas las amarguras y sin sabores que el PP ha causado a las clases populares, sea el ganador de las elecciones y siga ganando apoyos.
Ambas crisis, la económica y la política, están afectando gravemente a nuestra sociedad.
La económica está siendo saldada con duros recortes sociales, con pérdida de derechos, con aumento de la pobreza y la desigualdad social, con grave daño ecológico y con constantes sucesos de corrupción. Es lo lógico que sucede cuando hay una crisis del capitalismo y la gestiona la derecha neoliberal.
El austericidio, el deterioro de las condiciones de vida, la precariedad laboral y la pérdida de derechos causan frustración, alimentan los populismos, el racismo y la xenofobia y son caldo de cultivo para la ultraderecha que está resurgiendo. ¿Nos llaman a un pacto para evitar ésto?, creo que no. Nos invitan a un pacto para salvbar el¿Nos llaman a un pacto para evitar ésto?, creo que no. Nos invitan a un pacto para salvar el sistema y ese sistema, y el régimen que lo mantiene, nos han llevado a la situación de emergencia social que vivimos.
Las llamadas al acuerdo se plantean en términos de “hay que remar juntos”. Están consiguiendo que, en este clima de drama social, esté mal visto no subirse al barco.
Yo no me veo facilitando, o apoyando, un consenso que pretenda seguir la política económica actual, que sea obediente al austericidio que sigue reclamando la troika europea. Tampoco me veo en un “pacto” que confirme la pérdida de derechos y el deterioro de los servicios públicos. Prefiero ser acusado de no remar antes que remar en la dirección equivocada.
¿Qué pacto, acuerdo o consenso se puede pedir que no sea para el cese inmediato de las políticas de ajuste, recorte, precarización y desmantelamiento de lo público?.
img_2731-a-jpg

La gente de orden dice que mentir es muy feo, la gente que frecuenta las iglesias dicen que es un pecado, violenta el 8º mandamiento, mentir y levantar falsos testimonios. El PP miente y levanta falsas expectativas.

Os preguntareis a que viene este inicio. Hace días que nos están bombardeando con aquello de…. “este país necesita con urgencia un gobierno que asegure la recuperación económica que ya ha empezado”, incluso el gobierno en funciones se permite decir que “estamos creciendo y superando la crisis”.

Se ha conocido estos días el informe que Eurostat , la oficina estadística de la Unión Europea, ha hecho con motivo del “Día Internacional de Erradicación de la Pobreza”.

Ese informe, que puede consultar quien lo considere oportuno, dice y demuestra la burda mentira de la recuperación que dice el PP que llega a nuestro país.

Eurostat establece el umbral de la pobreza en nuestro país en unos ingresos anuales de 8.011 euros para un adulto solo o de 16.823 para una pareja con dos hijos. Es evidente que quienes están por debajo de esos ingresos ya son considerados pobres.

Los datos publicados señalan que esta España, que según el PP avanza, es el tercer estado de la UE en el que más ha crecido la tasa de personas en riesgo de pobreza. Tan solo ha crecido más que aquí en Grecia y en Chipre.

En nuestro caso el riesgo de pobreza está 5 puntos por encima de lo que estaba en 2008, el año que se inició la crisis. En 2008 la pobreza afectaba al 23,8 % de la población española y ahora afecta al 28,6 % mientras que la media europea es del 23,7. El dato escalofriante es que hemos llegado a los 13,1 millones de personas en riesgo de pobreza y exclusión social.

Un dato, todavía más preocupante, es que el porcentaje de personas en riesgo de pobreza y exclusión social menores de 18 años llega al 34,4%.

En lo referente a las ayudas sociales, algo de lo que no suele hablar el PP, los datos dicen que somos el cuarto país por abajo. Tan solo están por detrás de nosotros Rumanía, Letonia y Lituania por lo que, se concluye, no hay políticas eficaces en materia de protección social.

El informe de Eurostat demuestra otra de las mentiras peperas. El de que el crecimiento ayuda a resolver la crisis. Los datos oficiales dicen que, en el último ejercicio económico, el de 2015, ha habido un crecimiento superior al 3%.

Como hemos venido denunciando, y así volvimos a hacerlo esta semana de lucha y resistencia contra las políticas neoliberales, se produce crecimiento económico a costa de los trabajadores y trabajadoras que ben como se empeora su empleo porque se precariza y se reducen sus salarios. La “receta del PP”, la de crear empleo convirtiendo uno fijo en 2 o tres temporales da estos resultados.

España es el segundo país europeo, por detrás de Grecia, en el que más personas (el 15,4 %) viven en hogares en los que, a pesar de que alguien de la familia trabaja, no llega el salario a fin de mes. El PP ha creado un nuevo tipo de pobre. El trabajador/a que. Aunque trabaja, no cubre con su salario sus necesidades básicas.

Desgraciada y lamentablemente hay que añadir a este despropósito la denuncia de la ONGs que trabajan con niños y niñas que dicen que el 16 % de la población infantil de nuestro país sufre pobreza severa.

Finalizo con una pregunta ¿de verdad quieren convencernos de que lo mejor para este país es que siga el PP otros 4 años?, ¿no seríamos capaces de desenmascararlos si hubiese otras elecciones?.

paro3

 
Ayer, la declaración de Francisco Correa por el caso Gurtel, confirmó lo que ya sabíamos.
El PP se ha estado financiando ilegalmente, empresas se han beneficiado de obras millonarias, ha habido cohecho, malversación de caudales públicos, prevaricación y enriquecimientos personales ilícitos, ha habido evasión de capitales a Suiza,… Ha habido, y es lo que se está juzgando, una trama corrupta y mafiosa cuyo centro de operaciones estaba en la C/Génova de Madrid, en la sede nacional del PP.
Asombra, y cabrea, la naturalidad con la que el cabecilla de la trama cuenta las cosas.
“Los empresarios se llevaban buenas licitaciones y yo me quedaba una parte y otra se la daba a Bárcenas”. Es el reconocimiento claro de que las empresas “pagaban” mordidas por quedarse obras millonarias. Obras públicas tales como autopistas, líneas AVE,…. que eran licitadas, y adjudicadas, por los gobiernos del PP.
Es evidente que las empresas que agradecían esas licitaciones con estas mordidas – Correa las cifra en millones de € que ha dado al PP– son las verdaderas beneficiarias de esta trama. El regalo era del 2 o 3 % de la adjudicación, según reconoce el propio Correa, es decir que el gran beneficio es la obra adjudicada. Obra que, como es pública, la pagamos entre todos y todas.
Del beneficio de esa obra sale el generoso regalo. Lo dice el propio Correa “Quedaba con los políticos y les daba el sobre”, así de natural.
Esos sobres que el PP negaba existen, igual que los “regalos” y “atenciones” que prestaban a cargos y dirigentes del PP como fue el caso del jaguar, y los viajes, y las fiestas de comunión de las que fueron beneficiarios Ana Mato que era la Ministra de Sanidad y su marido de entonces, de entonces Jesús Sepúlveda que era del equipo de confianza de Aznar y alcalde Pozuelo de Alarcón.
“¿Cómo no voy a hacer un regalo a una empresa que me está dando beneficios?”. Esta frase es el ejemplo gráfico de la corrupción. Regalo, es decir compro, a quien me está dando beneficios. Es esa parte oculta de la corrupción, de la que nunca se habla. Las empresas que se aprovechan de las personas corruptas para obtener beneficios millonarios.
Todo este entramado mafioso y corrupto se ha hecho con el dinero público, con el dinero que pagamos, quienes pagamos, como impuestos, con el dinero que debía servir para el gasto público, para becas, para colegios, para hospitales, para no meter mano a la hucha de las pensiones,…
Es tan indignante la cosa que han hecho que hasta los sobres los paguemos nosotros y nosotras.
Y esta trama, al igual que la Púnica y otras que saldrán a la luz, es responsabilidad del PP y sus dirigentes máximos.
¿Quien no se acuerda del “Sé Fuerte” de Rajoy a Bárcenas cuando se destapa la trama?.
El colmo del despropósito es que vaya a ser de nuevo el PP, con Mariano Rajoy a la cabeza, quien gobierne este país y que lo vaya a hacer porque el PSOE se pone de perfil para abstenerse y así facilitarlo
20161014_092007
Ayer, con motivo de la reunión que tuvimos en Las Cortes de Aragón con Podemos, hice unas declaraciones que están dando bastante que hablar.
Hay quienes ven lógico y natural poner en cuarentena al PSOE de aquí si permite que se hagan políticas de derecha en Madrid pero no comparte que le pidamos al PSOE de aquí que deje de bloquear las políticas de izquierda que pretende hacer el Ayuntamiento de Zaragoza.
Incluso, un editorial de hoy titula ” IU mete a ZEC en el pulso entre Podemos y el PSOE”. IU mete en el debate los ámbitos en los que se pueden hacer políticas progresistas. No hemos hecho otra cosa
Pero sigamos. Veo que lo que más marcha parece dar a la cosa, ha sido nuestra posición nítida, clara y coherente de apoyo a ZEC y, por consiguiente, a favor de que el PSOE municipal deje gobernar a ZEC, ya ni siquiera que apoye, pero sí que deje gobernar y deje de bloquear (la mayoría de las veces con la complicidad del PP).
¿Es nueva esta posición?, ¿es oportunista?, ¿es electoralistas?, ¿es una ocurrencia?, ¿es porque buscamos titulares?,… todas estas sesudas reflexiones hemos leído y oído.
Pues no, rotundamente no. Hace tiempo, ya en el mes de Julio, nuestro Consejo Político aprobó, hacer una llamada a las fuerzas políticas de progreso y de izquierdas de Aragón para “valorar el cumplimiento de los acuerdos que permitieron el Gobierno de Lambán y para hablar de la necesidad de sumar las fuerzas de izquierda y progreso en todas las instituciones aragonesas en las que la suma lo permitiera“. Para ello proponíamos una mesa de trabajo o espacio a 4.
Durante Julio y Agosto, en reuniones bilaterales con PSOE y Podemos (con Cha no pudo ser) les trasladamos la misma opinión y también a la prensa.
Cuando se firmó el acuerdo a 4 (se aceptó nuestra propuesta) que posibilitó el acceso de Podemos a la Presidencia de Las Cortes, volvimos a reiterar, y fue condición para que IU lo firmara, que “el acuerdo a 4 debía extenderse al resto de instituciones aragonesas”.
Pues eso, justamente eso, reiterar y pedir el cumplimiento de ese acuerdo que firmamos las 4 fuerzas políticas, es lo que, una vez más, hicimos ayer.
Me alegra que, por fin, algunos y algunas, se hayan enterado de que defendemos a la gente, de que queremos que se hagan políticas sociales en el interés de las clases populares y de que queremos que esas políticas se hagan en todos aquellos lugares donde sean posibles.
El Ayuntamiento de Zaragoza es uno de ellos, su acción de gobierno repercute en el 50 % aproximadamente de la ciudadanía aragonesa que vive en Zaragoza.
Lo que no entiendo ya es la sorpresa, y las acusaciones de oportunismo, porque hayamos dicho que el PSOE debe hacer que el acuerdo que le permite gobernar en el Pignatelli llegue a la Plaza del Pilar. No puede ser que Lambán emplace a los demás a “preservar el Gobierno de izquierdas que él preside” y que no podamos emplazar a Lambán a que “preserve el Gobierno de Ayuntamientos como los de Zaragoza, o Andorra en los que no gobierna el PSOE pero es necesario su apoyo para que siga gobernando la izquierda”.
Izquierda Unida no se pone un traje en cada sitio, ni tampoco cambia de posición cuando pasa de Ariza camino de Madrid.
Izquierda Unida cumple y respeta, primero su programa que es el contrato que tiene con la ciudadanía y segundo los acuerdos que firma.
Por ello seguimos reclamando que las políticas de progreso y de izquierdas lleguen a todos aquellos ámbitos en los que se pueda.
Por eso, porque queremos que sean las políticas de progreso las que lleguen a la ciudadanía, porque sabemos que sumando esfuerzos puede hacerse, reclamamos ayer al PSOE que se aclare, que diga donde y del lado de quien está y que obre en consecuencia.
Por eso, porque estamos en un momento en el que el PSOE tiene que tomar decisiones y porque hemos visto actuaciones del PSOE (Zaragoza, Andorra…) que ponen en entredicho su voluntad de facilitar acuerdos en las instituciones en las que no gobierna, ayer volvimos a decir clara y nítidamente lo que pensamos y por eso está en cuarentena nuestro apoyo al PSOE.
ct6n4a6waaayu5a

Artículo Publicado en Arainfo (Diario Libre D’Aragon) el 29-09-2016

Hay gente empeñada en considerar que el drama que está viviendo el PSOE es una cosa relacionada con la lucha por el poder. Claro que el “poder” en el partido es lo que se dirime en la pelea. Pero no es por una confrontación de ideas, no es por dar aires nuevos al partido, no es por la renovación de la dirección.

No, no es por nada de eso. Felipe González, y los barones regionales críticos con Pedro Sánchez, lo han dejado muy claro. La pelea que desangra al PSOE es por si se permite gobernar a Rajoy, posición defendida por “Isidoro”, Susana Díaz, Javier Lambán, García Page y demás, o si se intenta un gobierno alternativo, posición defendida por Pedro Sánchez.

Ese es el verdadero motivo de la pelea. El objetivo de quienes pretenden la caída de Pedro Sánchez es, ni más ni menos, que salvar al régimen aunque lo disfracen de “defensa del interés general y de la gobernabilidad de España”.

¿Quieren decirme que piensan en el interés general quienes defienden que este país siga gobernado por el PP?.

El mantenimiento de Mariano Rajoy y del PP en el Gobierno supone dar por buena la situación de emergencia social y ciudadana a la que han llevado a la gente con sus políticas neoliberales, supone mirar para otro lado ante un partido lleno de corruptos y corruptas, de un partido que está sentado en el banquillo por borrar los discos duros y dificultar la investigación sobre su financiación ilegal, supone ponerse de perfil ante tramas y corruptelas.

El permitir que gobierne la derecha es acabar con la oportunidad, pequeña y difícil, es cierto, pero oportunidad de acabar con el bipartidismo y abrir una nueva etapa en la que el diálogo y la negociación acaben con la imposición de las mayorías absolutas.

El permitir que gobierne la derecha, sea por acción o por omisión, es dejar que sigan las políticas que atacan a la clase trabajadora, las que aplastan los servicios públicos, las que machacan derechos y libertades, las que anteponen los intereses de la oligarquía a los de la ciudadanía.

Asegurar la continuidad del PP es asegurar las puertas giratorias que hacen que sea el IBEX 35 quien gobierna y tome decisiones.

Es la prueba evidente, y por eso hay una cruzada informativa y mediática a favor de que haya gobierno, aunque sea Rajoy. El Ibex 35, el poder económico, los poderes fácticos en definitiva, necesitan que haya gobierno y que sea un gobierno respetuoso con el sistema. Una pena que se confirme que la parte mayoritaria de quienes dirigen el PSOE sean parte del tinglado, pero esta es la realidad.

No es Juego de Tronos lo que vive el PSOE, ni lo que vive el régimen y sistema que nos gobierna. Juego de Tronos, aunque esté presente la lucha por el Trono de Hierro de clanes y familias, aunque esté la lucha por el poder y el control, es una fantasía. Más bien es House of Cards lo que viven y, de paso, nos hacen vivir. Esta serie nos cuenta, con crudeza, la historia de un arribista, de alguien que, sin escrúpulos, llega al poder y es capaz de todo por mantener el sistema que le mantiene. En House of Cards vemos igualmente que hay intereses personales, vemos como los amigos dejan de serlo y se convierten en encarnizados enemigos y House of Cards retrata, también, a la prensa y demuestra la complicidad con el sistema retratando a “periodistas” que son iguales que los políticos a los que critican.

Ha bastado que Pedro Sánchez hiciera una declaración en el sentido de intentar un gobierno alternativo a Rajoy para que se pusiera en marcha la operación de acoso y derribo.

Operación que, junto a Felipe González, encabeza Susana Díaz conocida por el “desalojo” que hizo de IU en el Gobierno Andaluz para aliarse con Ciudadanos.

Hay argumentos que dan los críticos no se sostienen. No se puede pactar con Podemos dice gente que, como Lambán o González-Page, gobiernan en Aragón y Castilla La Mancha gracias a pactos en los que está Podemos. No podemos hacer el ridículo yendo a unas terceras elecciones dicen quienes están dispuestos a facilitar que sigamos siendo el hazmerreir de Europa y parte del mundo por mantener a un partido corrupto en el poder.

Lo cierto es que el PSOE, una vez que la ciudadanía rompe con su voto la posibilidad del bipartidismo alternante, tiene que decidir su política de alianzas y, claro, aquí surge el dilema. Optar por acuerdos con la derecha que representan PP y Ciudadanos o hacerlos con la izquierda que representamos Izquierda Unida, Podemos y las confluencias.

El dilema no resuelto les ha llevado al trilema imposible que decían: Seremos oposición, no permitiremos que Gobierne Rajoy, no puede haber otras elecciones.

Parece que la “guerra” en el PSOE quiere resolverse con el cierre de filas a favor del régimen y del sistema. Parece que el IBEX 35 se va a salir con la suya. Parece que van a volver a imponerse quienes no le dan importancia a que siga un gobierno corrupto. Lo triste, patético y lamentable es que estas posiciones las defiendan “prestigiosas” figuras del socialismo. Las bases socialistas no se merecen lo que están pasando.

Nos queda seguir construyendo la alternativa al sistema y eso puede hacerse reforzando la izquierda, en su conjunto. Hace falta organización, movilización social y lucha unitaria. Todos y todas hacemos falta. El sistema se defiende pero puede ser derrotado. Así lo demuestran los proyectos municipalistas de los ayuntamientos del cambio.

No, no hablo de ese saco y estrecho que los y las pobres cargaban llenos. Hablo de la cárcel, del “talego” como coloquialmente, al menos en según que sitios, se llama a la cárcel.

Nos hemos enterado de que los Carceller, del grupo cervecero Damm y otros Consejos de Administración de grandes empresas, no pasarán por el “talego” al que han sido condenados por delitos fiscales porque han llegado a un acuerdo con la propia fiscalía anticorrupción. El acuerdo, a lo que parece, es que no entrarán en prisión porque pagarán una multa de 90 millones de € (esos 90 millones son una pequeñita parte de los 3.000 millones de € de patrimonio que se les conocen).

Digo a lo que parece porque no se ha conocido al detalle el acuerdo que, así señalan, se cerrará en los próximos días.

Lo que sí sabemos, con certeza porque está en el expediente de la Fiscalía anticorrupción es que defraudaron 59,2 millones por el IRPF, otros 41,9 por el Impuesto sobre el Patrimonio y otros 1,7 más por el impuesto de sucesiones. Todos estos delitos en los ejercicio fiscales que van de 2001 a 2009 suman, junto a los intereses por demora en el pago, la cifra de 103 millones de € que nos han defraudado a todos y todas porque, recuerdo, Hacienda “somos todos” porque desde la Hacienda pública se paga todo el gasto público (ese que hay que recortar por el puñetero déficit).

El caso es que, además de la multa correspondiente, la fiscalía pedía hasta 48 años de prisión.

Bueno, la cosa quedará en esos 90 millones que pagarán, no pasarán por “el talego” y como señala la gente de bien, han cumplido. Han pecado, no han confesado (les pillaron), pagan la bula y se les perdona. Uno, que como tantos y tantas sufrió la formación nacional-católica del franquismo, recuerda que, para que la cosa funcionara y te quedaras limpio del pecado, había que hacer acto de contrición (arrepentimiento) y propósito de la enmienda (no volver a cometer el pecado).

Ignoro si los Carceller, padre e hijo imputados, han cumplido estos dos últimos trámites.

Lo cierto es que, además de no ir a la cárcel, harán un buen negocio porque los 103 millones que nos deben a todos y todas se quedarán en 90. Vamos 13 milloncejos de nada que, en vez de pasar al erario público se quedan en la caja familiar.

Algunos y algunas, muchos y muchas desgraciadamente, lo ven bien. Dicen que, al menos recuperamos 90 millones y, es el colmo, lo ponen como ejemplo de cómo se lucha contra el fraude fiscal y lo bien que lo hace el PP.

La izquierda, la de verdad, piensa que hay que prohibir que los  y las defraudadores/as se “escapen del talego” pagando. No puede ser que estos delitos terminen, en los casos en los que se les pilla, pagando dinero porque, y así se demuestra en este caso, por elevada que parezca la multa, siempre es inferior a lo defraudado. Lo que hay que hacer, tal y como proponemos, es luchar claramente contra el fraude y la evasión fiscal y eso se hace dotando de recursos técnicos, económicos y humanos a los y las inspectores de Hacienda y con unas leyes duras que sancionen claramente el delito y no permitan “apañarlo” con dinero.

Y, por otra parte, hay que acabar con estas situaciones. Los/as ladrones/as de “guante blanco” deben acabar en la cárcel cuando así lo establece la justicia, no puede ser que “el talego” sea solamente para los y las pobres.

fraude_fiscal