Diga lo que diga Rajoy, España está “intervenida”, y lo que procede ahora mismo, como primera medida, es que el Gobierno de Rajoy nos explique por qué ha decidido que sea la ciudadanía quien pague el agujero financiero de la banca causado, entre otras cosas, “por la estafa inmobiliaria”.

Tras escuchar a Rajoy en la rueda de prensa que ha dado esta mañana antes de irse a ver el partido de España, le pido un mínimo de honestidad. Sr. Rajoy deje de mentir. Vd, Sr. Rajoy, ha decidido que seamos los ciudadanos y las ciudadanas quienes al final paguemos esta deuda a través de un doble rescate, ya que es el Estado el que absorbe la deuda de las entidades financieras con problemas y quien se convierte en avalista de la misma ante Europa.

Es inaceptable que esta decisión, que Vd, Sr. Rajoy vende como un triunfo de su política de recorte y ajuste duro, signifique que aumenta la deuda y el déficit y, de media, cada ciudadano de este país, va a tener una deuda individual de más de 2.000 euros que pagará a través de los Presupuestos Generales del Estado,

La deuda de la banca española supera los 100.000 millones de euros y, aunque Vd. Sr.Rajoy, diga que es un préstamo lo cierto es que España “está intervenida” . Ya le avisa en un comunicado el Eurogrupo. Dicen “que van a estar vigilantes mientras se produce el préstamo”.

Esa vigilancia quiere decir que vamos a pagar esa deuda y sus intereses antes que tener un Estado del Bienestar, por mucho que De Guindos diga que solo afecta al sistema financiero, también al Estado porque es el garante..

Por este motivo Europa ya ha dado a España las directrices que debe seguir para mantener controlado un déficit que se incrementará como consecuencia de los intereses de este rescate y que pasan por subir el IVA, incrementar el ajuste en las prestaciones por desempleo, esas que ya se recortan en los PGE de 2012 un 5,4% pese a que el Gobierno prevé 650.000 parados más, reducir el gasto en pensiones y acelerar la aplicación del retraso en la edad de jubilación, al margen de reducir los empleados públicos y aumentar las privatizaciones.

Respecto a las afirmaciones del ministro de Economía acerca de que esta medida permitirá que comience a circular el crédito, vuelven a ser una falacia porque, tal y como sabemos, la banca “lleva tiempo recibiendo prestamos al 1% de interés y no se ha destinado a la economía productiva sino que se ha destinado a cobrar intereses especulativas a las propias administraciones públicas como son los Ayuntamientos y las Comunidades Autónomas”.

Lo mismo va a pasar con esta recapitalización del sistema financier0. Irá principalmente destinado a pagar las deudas de la banca española con la francesa, la alemana y de otros países, pero no para beneficiar a la ciudadanía que seguirá sufriendo el recorte y el ajuste duro.

Por todos estos motivos creo que en estos momentos es más necesario que nunca que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, comparezca ante el parlamento porque los ciudadanos quieren saber lo que ha pasado, para que no se repita, pero también para depurar responsabilidades de los gobiernos anteriores y actuales, de los consejos de administración de las entidades financieras, del Banco de España y de los órganos reguladores como la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV)”.

Como la mesa del Congreso ya ha rechazado en tres ocasiones la creación de una comisión de investigación, fuentes del Grupo de la Izquierda Plural en el Congreso informan que se presentará el próximo martes en la Cámara Baja una moción “que provoque que, al menos, se genere un mínimo debate y expliquen por qué el PP vota en contra de una comisión de investigación que aclare la situación”.

“Es urgente que Rajoy, que se comprometió a decir la verdad a los españoles y no lo está haciendo, lo haga en vez de irse a ver un partido de fútbol. Por eso es urgente que explique en el Parlamento por qué el Estado absorbe la deuda de los bancos, a que condiciones y con qué coste para los ciudadanos.

                                                                                                                                                                                                                                                                                                         

                                                                                                                                                   Mientras tanto recortes y más recortes

Anuncios