El jueves 9 de mayo, toda la comunidad educativa (madres y padres, estudiantes y profesionales de la educación) ha convocado una huelga general para mostrar su unánime rechazo a los ataques que sufre la educación pública, mediante políticas centradas en brutales recortes que tienen como objetivo el desmantelamiento del servicio público educativo, único garante real del derecho a la educación en condiciones de igualdad.

A ello se suma el ministro Wert que sigue adelante con la LOMCE (Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa), a pesar del rechazo de amplios sectores de la comunidad educativa y del varapalo recibido desde el Consejo de Estado, que sostiene que, ni se necesita una nueva ley de educación, ni es de recibo plantearla sin amplio acuerdo con el conjunto de las fuerzas políticas y sociales.

Las medidas que recoge la LOMCE supondrán el principio del fin del modelo de educación pública conquistado durante décadas, y su sustitución por un sistema mercantilizado, cuya calidad estaría relacionada con el poder adquisitivo de las familias. Trata así de consolidar y aumentar la diferenciación de dos redes de educación. La pública centrada en atender a las clases bajas, y a quienes sean rechazados por el sector privado y zonas rurales, que no son rentables para la iniciativa privada.

También se quieren potenciar centros de diferentes niveles según los contextos socioeconómicos, fomentando la especialización y “excelencia” de unos en detrimento de otros, en lugar de garantizar el derecho universal a una educación de calidad para todos y todas. Además esa especialización estará más ligada a intereses privados empresariales y de “los mercados,” que a la formación integral del alumnado.

La LOMCE pretende potenciar territorios escolares reservados a la élite, excluyendo a su vez a las hijas y los hijos de la clase trabajadora a la hora de acceder a determinados niveles y centros educativos. Por eso busca reducir el período de enseñanza obligatoria, la exclusión de una parte de quienes han sido incluidos en el último medio siglo y la reformulación del principio de gratuidad mediante fórmulas de re-pago. El bachillerato supondría gastos que no toda la ciudadanía podrá costear, por no hablar de los aumentos, que ya estamos sufriendo, de las tasas para los ciclos de FP, de las tasas universitarias o de los desorbitados precios de másteres y cursos de postgrado.

Todo enmarcado, a su vez, en un proceso de recortes que atacan directamente la calidad de la educación pública: aumento de ratios de alumnado, reducción drástica de personal docente, eliminación o reducción de becas y ayudas, presupuesto irrisorio en las partidas destinadas a formación, investigación…

La comunidad educativa viene reclamando desde hace meses las medidas que pueden mejorar la calidad del sistema educativo con equidad, asegurando en todo caso los recursos necesarios para ello y aplicando un “rescate” a la educación pública semejante al que se ha puesto a disposición de las entidades bancarias. La educación pública no se vende. Se defiende

Defendemos una educación pública inclusiva, igualitaria, laica, de calidad, gratuita y democrática. Una educación laica que respete la libertad de conciencia y elimine toda forma de adoctrinamiento del currículo escolar. Una educación personalizada, integral e inclusiva, que reduzca la ratio de estudiantes por grupo y potencie la tutoría y la orientación educativa, con un currículo y una organización pensados para atender mejor a la diversidad del alumnado y formar ciudadanos críticos y capacitados para cooperar en la construcción de un mundo mejor y más justo. Una educación en igualdad que fomente la coeducación y no segregue por razón de sexo ni de orientación sexual ni por ninguna otra característica de índole personal o cultural

Por ello toda la comunidad educativa y toda la ciudadanía debemos sumarnos a la huelga del 9 de mayo, tan oportuna como necesaria; y a cuantas movilizaciones sean convocadas contra los recortes y frente a las contrarreformas educativas que quieren imponernos.

420699_187262881427102_2034915903_n

¡¡Nos vemos en las calles¡¡

Anuncios