O las dos cosas. Hablamos de lo que quiere el FMI para España. Menos salrios y más reformas laborales.

Por supuesto, no vayamos a liarla, me refiero al FMI (La Sra. Lagarde, su directora, cobra 324.000 € al año libre de impuestos), al  vicepresidente económico del Ejecutivo comunitario, Ollie Rehn que le parece bien la propuesta, al Presidente de Mercadona (Sr.Juan Roig) que dice que hay que seguir el modelo chino, al Sr.Rosell que quiere contratos por debajo del Salario mínimo, a Rajoy, Rudi, Cospedal  y toda esa “presunta” cuadrilla que aplica las recetas que manda el FMI.

La última, ya la sabemos: Rebaja salarial del 10 % para crear empleo y otro “retoque” a la reforma laboral.

Se es sádico, bueno diré “presunto sádico” cuando se disfruta con el dolor y sufrimiento ajeno. Sólo “presuntos” sádicos pueden proponer más hambre, miseria dolor y sufrimiento a quienes, sin ser los causantes, están siendo las víctimas de esta estafa que es la crisis y ya están sufriendo y pasándolo muy mal.

Se es prevaricador, también diré “presunto prevaricador” cuando se toman decisiones sabiendo que van causar daño. Eso hace toda esta “presunta cuadrilla de indeseables” que siendo conscientes de que sus “recetas” nos han llevado a 6 millones de parados y paradas, a que ya se haya perdido más de un 13 % de media de masa salarial, a que la rebaja de las retribuciones haya sido del 22 % en los tres últimos años y a que no haya más que empleo basura precario y temporal,  perseveran y siguen  tomando decisiones que joden la vida a millones de trabajadores y trabajadoras.

¡¡Hay que echarlos cuanto antes¡¡

contrato_temporal

Con permiso de Forges

Anuncios