El 25 de Mayo, día que se celebran las elecciones europeas, en Aragón habrá 600 lugares menos en los que poder votar porque, para ahorrar, el Gobierno de Rajoy ha decidido quitar esas 600 mesas electorales.

En el conjunto del Estado van a ser alrededor de 10.000 las mesas electorales que se eliminan. En los comicios del próximo 25 de mayo, en toda España habrá menos mesas electorales, menos cabinas para votar y menos papeletas y sobres. Todo ello con un objetivo claro: ahorrar dinero público.
Según los datos publicados por el Ministerio del Interior, a nivel nacional habrá 10.134 mesas electorales menos que en 2009 (se pasa de 59.579 mesas a 49.445) y ‘solo’ 148.335 ciudadanos serán elegidos miembros de mesa, por los 178.737 que se nombraron hace cinco años.
La reducción del número de mesas tiene un objetivo claro: ahorrar. Solo en dietas (que se abonan a las tres personas que ejercen como presidente y vocales), cada mesa electoral supone al erario público 187,83 euros (perciben 62,61 euros cada ciudadano). Así, solo en este concepto, a nivel nacional se ahorrarían casi dos millones de euros. Unos 106.500 euros corresponderían a Aragón.
Pues ciertamente es un ahorro, no lo voy a negar, pero se me ocurre que, en una democracia, lo que hay que hacer es facilitar el ejercicio del derecho a votar y no reducirlo.
A mi se me ocurren varias formas mejores para ahorrar, son más eficaces, no limitan las opciones de votar  y, sobre todo, permiten ahorros mayores.
Empezando por las subvenciones que recibimos los partidos, siguiendo por el número de papeletas y sobres que se utilizan en los mailings electorales y utilizando las nuevas tecnologías que permitirán el voto electrónico, sin papeles, sin desplazamientos, sin mesas electorales.
De todo ello hablamos en la propuesta de nueva Ley Electoral que Izquierda Unida propone y defiende. Hasta ahora los votos de PP y PSOE (juntos una vez más) han impedido que salga adelante una Ley Electoral que, además de ser más eficaz en los gastos de los procesos electorales, de más equilibrio en las subvenciones a los partidos y de más control de la actividad política reclama un verdadero sistema electoral justo y democrático en el que pierda su hegemonía el bipartidismo. Pero….. ya lo ven. Se recorta para ahorrar, pero se recorta, una vez más, a costa de un derecho como es el de votar libre y democráticamente.

A pesar de ello, no lo olviden, el 25 de Mayo a votar, a quien quieran, pero a votar y, recuerden, necesitamos el poder de la gente para que esto empiece a cambiar

 

lema

Anuncios