Eso me dice alguna gente que hago, que hacemos, cada vez que intentamos dar razones y argumentos que demuestran lo mentiroso de muchas de las “verdades” que nos sirven a través de las teles, radios, periódicos, tertulias, redes sociales y demás aparatos de propaganda.
Me dicen que no me empeñe, que la izquierda está hundida y que lo que hay ahora es otra cosa, que ya se ha superado eso de izquierda y derecha, ya ni siquiera me dicen que hay que hablar de los de arriba y de los de abajo.
Sube la derecha, sube el facherío y llega la ultraderecha a las instituciones. Veo el cinismo con el que el PP, que pacta con la ultraderecha reaccionaria, se queja de los pactos con “podemitas, rojos, comunistas e independentistas”.
Vamos, que PP y su sucedáneo naranja de Ciudadanos, prefieren el pacto con quienes, abiertamente y sin caretas, pregonan el machismo, el racismo y la xenofobia.
Lo malo, lo jodido, es que han conseguido que la gente les vote.
Hay un machismo asesino salvaje y la gente les vota porque “hay que salvar a los hombres del supremacismo feminista”.
Hay un paro galopante y la gente les vota porque llegan a convencerla de que quien le quita el empleo es el/la inmigrante y no es el/la empresario/a voraz que le explota y despide.
No llega el subsidio del paro a mucha gente, igual que son escasas las becas y las ayudas para la dependencia, pero colocan aquello de “a los/as inmigrantes se les da todo gratis mientras los españoles pasan hambre”
El “apaño” se completa convenciendo al personal de que debe votar a quienes defienden la sacrosanta unidad de la patria frente a quienes quieren romperla. Se hace una llamada al honrado y trabajador personal nacional para que defienda la patria de invasores.
El caso es que con todo ello, apelando a los miedos, a las emociones y a las sensaciones, las derechas y las ultraderechas, no se olviden, hacen piña, ganan adeptos/as en las urnas y se hacen con los gobiernos. La gente, aunque se demuestran diariamente las mentiras de estas proclamas, las “compra” y las asume como ciertas.
Nadie repara en que el escaso programa que defienden es una defensa a ultranza del neoliberalismo que jode la vida al personal, acabar con el estado social eliminando impuestos, recentralización, defensa de lo privado y de las privatizaciones,…
Bueno, pues seguiré, seguiremos, intentando explicar las cosas como son. Bien se que hoy en día, para la mayoría del personal, es igual de “serio” un GIF, o un meme, o una fake news que un escrito que aporte razones apoyadas con datos.
Realmente, y por otra parte, es más fácil soltar un bulo que escribir una noticia. También, lamentablemente, es más cómodo “leer” un meme que un artículo que explica que la OTAN, y los países que la integran, tienen mucho que ver en las guerras que destrozan países y echan de sus casas a millones de personas.
Seguiremos, no nos rendirán. Queda mucho camino, pero lo recorreremos. Ojalá podamos recorrerlo juntos, ojalá la izquierda entienda que debe ponerse de acuerdo para presentar un bloque frente a la derecha y la ultraderecha

Moncayo soriano

Anuncios