Socialismo o Libertad. Esas son las dos alternativas que da a madrileños y madrileñas ese personaje que gobierna, todavía, en Madrid.

Como madrileño, ya lo saben, bueno para ser exacto vallecano, siento Madrid. Allí nací, me crié, sufrí la escuela nacionalcatólica, viví el primer amor de adolescente, mi primer trabajo, las primeras huelgas y manifestaciones, la resistencia colectiva y organizada contra el franquismo,… allí me hice mayor. Como he vivido la dictadura se muy bien lo que es la libertad. Puede, y perdonen la licencia, que mejor que mucha de la gente que habla de la libertad hoy en día. Desde luego mucho mejor que Dª Isabel.

Me siento madrileño y, por eso, me duele Madrid, me duele ver en manos de quien ha caído. Seguro que, como aquí en la Zaragoza que vivo, la izquierda con sus luchas cainitas, con sus egos y personalismos, ha ayudado algo. Se, también, no voy a fustigarme demasiado, que la lucha de clases, esa que que no ha terminado, nos la va ganando el capitalismo.

Dicho esto me “china” mucho esa frase trumpiana que ha soltado la actual “baranda” madrileña. Dice la buena señora que convoca elecciones para que puedan elegir entre socialismo y libertad. Con esto vuelve a tratar al personal de “fanegas” aunque, lo más probable es que la ínclita no superase la asignatura de Educación para la Ciudadanía y no sepa lo que es el socialismo. Por otra parte, el concepto de libertad que tiene esta gente creo que tiene muy poco que ver con ella. Se es libre cuando tienes, como mínimo, un trabajo digno, un sueldo decente, una vivienda sana y garantizados los servicios públicos básicos de sanidad, educación y dependencia. Pero no van por ahí las políticas del peperío ni de las gentes que lo apoyan. No eres libre si dependes de un empleo que, además de ser precario, está mal pagado. Ni eres libre cuando hace “biruje ” y te han cortado la luz. Ni lo eres cuando vas a la “trena” por escribir un tw, cagarte en dios, cantar una canción o decir que los borbones son unos ladrones.

La cosa de la libertad, en esta sociedad machista, todavía es más dura para las mujeres que sufren los asesinatos y las violencias machistas mientras Dª Isabel gobierna “a pachas” con negacionistas de esta salvajada, que sufren la brecha salarial. Aunque no vivo en Madrid se que Dª Isabel, D.José Luis, D.Pablo y demás “barandas” del peperío están en contra del aborto libre y gratuito, de la muerte digna, de derogar la reforma laboral, de acabar con los privilegios de la iglesia, de meter en cintura a los Borbones,…. Se, también, que bloquean renovar el poder judicial porque están “chachi” con el que hay. Vamos, que tengo toda una lista de ejemplos en los que, además de “chinar” la libertad, pisotean los derechos del personal.

Socialismo y Libertad no son dos cuestiones antagónicas. No pueden convertirse en dos opciones. El socialismo nos lleva a la libertad por una simple cuestión. El socialismo, estructuralmente hablando, es más justo que el capitalismo. El capitalismo, como los curas, te dice que eres libre de cumplir sus mandamientos, pero si no los cumples quedarás marginado/a, caerás en el infierno de la pobreza y las pasarás putas para llegar a fin de mes porque el capitalismo da libertad para explotar a la clase trabajadora, para evadir impuestos, para “trincar” mordidas y comisiones, para privatizar la sanidad y la educación, para arrasar bosques y playas, para que la brecha salarial se agudice, para que “pringuen” bien las eléctricas y las empresas del IBEX.

Lo preocupante es que eso que ha dicho Dª Isabel es lo que piensan las derechas, la extrema y la ultra, y es lo que piensa ese poder fáctico que son los mercados y la banca (ya ven la ironía del libre mercado). No, no se engañen, no es entre socialismo o libertad la opción. Lo dejó mucho más claro Rosa Luxemburgo cuando proclamó: Socialismo o Barbarie.

Nota.- Me he permitido incluir (van entrecomilladas) algunas de las palabras propias del argot madrileño, de esa forma de hablar que algunos/as llaman lengua cheli.