Adolfo Barrena Salces

15 min  · Compartido con: Público

Público

“para la libertad sangro, lucho, pervivo”.

Es un verso de Miguel Hernández. Forma parte de un poema titulado El Herido y es el primer verso de la segunda parte del poema. Conocemos la versión, excelente por cierto, que hizo Serrat de ese compromiso con la libertad que Miguel Hernández plasmó en su poema.

Hay una estrofa, de esa segunda parte del poema, que no incluyó Serrat en su versión, que apenas es conocida y que dice así:

“Para la libertad me desprendo a balazos

de los que han revolcado su estatua por el lodo.

Y me desprendo a golpes de mis pies,

de mis brazos, de mi casa, de todo”.

En ella, con la intensidad de su verso, el poeta del pueblo refleja como lucharon por la libertad que el fascismo imponía a sangre y fuego. Lo hicieron a balazos y dejando todo, hasta la vida, para intentar parar a la bestia fascista.

¡¡Libertad¡¡. Cuanta gente habla de ella sin saber lo que es, sin haber sentido la represión, sin haberse visto sin derechos. Cuanto y cuanta bocazas hay hoy en día manchando y violando esa palabra y, lo que es peor, utilizando sin vergüenza alguna el concepto de libertad.

Ayer, esta populista y charlabarata aspirante a seguir gobernando Madrid, explicó que es la libertad para ella y para quienes le aplauden. Decía Dª Isabel: “Aunque madrugue y sufra, por las tardes compro donde quiero, consumo donde me dé la gana. Y si voy a misa, a los toros o a la última discoteca lo hago porque me da la gana. Vivo en Madrid y por eso soy libre”.

Está claro que defienden la libertad de consumir, de comprar, de ir de marcha, o a los toros o a misa. Les importa una m—-a la gente que no puede comprar ni consumir, mucho menos ir de marcha o a los toros. ¿Cree alguien que por esta “libertad” se luchó contra el fascismo?, ¿que por esta “libertad” se resistieron los 40 años de dictadura franquista?, ¿que por esta “libertad” nos manifestábamos en pleno franquismo reclamando Amnistía y Libertad?.

Esta gente no entiende que Libertad es ser libre, no un consumidor o consumidora. No tienen ni puñetera idea de que se es libre cuando se tiene un empleo decente, una vivienda digna, te puedes calentar en invierno, no tienes que ir a las colas del hambre para comer, tus hijos e hijas tienen una escuela pública de calidad, tienes una sanidad en condiciones, una pensión digna cuando acaba tu vida laboral, puedes dejar de sentir miedo al machismo, puedes vivir tranquilamente tu orientación sexual, no tienes miedo a quienes vienen buscando una oportunidad, no sufres adoctrinamiento de curas o patriotas y puedes planificar sin ataduras tu proyecto de vida.

Pues eso, ya queda menos para el día 4, ya queda menos para ir a votar. Hay que ser muy poco amante de la libertad para votar a quienes te dejarán tomar cañas, pero te joderán la vida.

¡¡feliz miércoles¡¡