La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, ha dicho hoy que es un “ejercicio de responsabilidad” la decisión del Gobierno de no revalorizar este año las pensiones conforme al IPC.
Pero lo que es, en realidad, es un nuevo ejercicio de cinismo del PP. Es otro incumplimiento del programa electoral, que hace apoyado en su mayoría absoluta conseguida con embustes. Es, también, otra mentira aplazada para evitar el castigo de los electores en Galicia, Euskadi y Cataluña. Lo tenían decidido y han esperado hasta hoy.
No actualizar las pensiones en 2013, ni abonar la paga para compensar la subida de inflación de 2012, señala claramente una una doble evidencia: que el Gobierno de Mariano Rajoy es un Gobierno mentiroso, por no cumplir los compromisos adquiridos y retorcer la ley a su antojo, y que es un Gobierno que se ensaña con los más desfavorecidos. Congela y rebaja las pensiones mientras rescata a la banca.
Rajoy no encuentra recursos para el gasto social, pero siempre acaba encontrando dinero para la Banca, los grandes empresarios, los ‘lobbies’ de sectores como la construcción, las autopistas, la energía y para los especuladores y los defraudadores.
Rajoy y su Gobierno incumplen la Ley que obliga (fue una conquista social tras huelgas y movilizaciones
) a ajustar las pensiones a la inflación. Miente con cinismo absoluto porque hace apenas dos meses el PP votó en el Congreso que Sí se revalorizarían. Es indecente mentir de la forma que lo hace el PP.
El aumento general del 1% y del 2% para las pensiones inferiores a 1.000 euros es absolutamente insuficiente para compensar la subida de la inflación. Es un ataque más. A la no actualización real de las pensiones hay que sumar los recortes en temas sociales, las tasas, los “repagos”, la subida del IVA, el recorte de prestaciones y ayudas sociales. Esta ‘minisubida’ no cumple con lo que marca la ley y no es más que la coartada que el PP va a agitar hoy y hasta el año próximo por estas fechas para decir que ellos no dejan tirados a los pensionistas. Estamos ante mentiras de manual que ya nos sabemos de memoria.
Lo evidente es que Rajoy cede ante las presiones de la Unión Europea. Por eso Rajoy incumple la única promesa electoral que mantenía en pie después de haber abaratado el despido, aumentado el IVA y el copago sanitario, y no disminuir el porcentaje de desempleo.
El gobierno español cede de esta manera a las exigencias de la troika (Comisión Europea, Fondo Monetario Mundial y Banco Central Europeo) para recibir miles de millones de ayuda para rescatar su sistema bancario.

Madrid. 15-9-12.1
¡¡Nos vemos en las calles ¡¡

Anuncios