Todo el mundo sabe. Bueno, matizo. Todo el mundo menos el PP sabe que la querella criminal que ha presentado Izquierda Unida contra Dolores Serrat, Consejera de Educación, Universidad, Cultura y Deportes del Gobierno de Aragón, está motivada en dos delitos que, a nuestro juicio, comete la Consejera.

Uno, gravísimo, es imposibilitar a los monitores y monitoras de comedor escolar el ejercicio de su derecho de huelga. El derecho de huelga es un derecho constitucional que nadie, ni siquiera una consejera del PP, puede vulnerar.

Cuando, con ocasión de una huelga, se decretan unos servicios mínimos del 100 % se está impidiendo a un@s trabajador@s ejercer un derecho. Eso, a nuestro juicio, es un delito. Nos ha dado la razón el Tribunal Superior de Justicia de Aragón que ha anulado esos servicios mínimos del 100.

El otro, el segundo delito por el que hemos presentado la querella criminal, es el de prevaricar. Un cargo público (la Consejera lo es) comete prevaricación cuando dicta un resolución a sabiendas de que es injusta y puede lesionar derechos. Quien decreta unos servicios mínimos del 100 % lesiona derechos. Pero, además, en este caso la gravedad (la prevaricación) es mayor por cuanto hay un precedente. En el año 2005, con ocasión de otra huelga de monitores y monitoras de comedor escolar, el Departamento de Educación decretó unos servicios mínimos del 100 %. Se recurrieron y el Tribunal Supremo anuló ese decreto de servicios mínimos abusivos precisamente por vulnerar el derecho constitucional de huelga. Sabiendo eso la Sra. Serrat vuelve a dictar una orden de servicios mínimos abusivos.

Estamos ante un claro, y grave, caso de ataque a derechos. Bueno, pues el PP no se entera. No hay más que leer las declaraciones de la Portavoz del PP (Sra. Vallés) que aquí mismo trascribo:

Yolanda Vallés ha criticado que IU “ponga una querella criminal a la Consejera por intentar garantizar la educación de los escolares que no podían volver a casa a comer o de los niños y niñas que requieren de más atención”. Una actitud que ha afirmado es “pasarse de la raya y forma parte de un guión establecido y una puesta en escena de la izquierda más radical que lo único que busca es armar bronca y buscar repercusión mediática”.

Nada menos que opina que defender ante los tribunales un derecho es “armar bronca”. Ya se que el PP quiere a todo el mundo obediente. Pero…… somos rebeldes ante la injusticia y ante los abusos de poder.

El PP tiene la mayoría, pero no la razón ni el derecho a recortar derechos. Lamentablemente el PP piensa que utilizar la justicia, ya que hay un claro abuso de poder, es “armar bronca”.

Sesión Plenaria

¡¡Seguiremos viéndonos en las calles¡¡

Anuncios