No me extraña que hasta Doña Angela se quede pasmada al oirlo.

Pues verán, se celebró, en Berlín, la XXIV Cumbre hispano-alemana en la que Rajoy se examinaba ante Merkel de su programa de reformas y recortes. Merkel le dió la plamadita de turno y dijo “Bien, muy bien, Mariano. Sigue siendo obediente que seguiremos siendo amigos”. Mariano, henchido de gozo, agradecía “Gracias Angela, y ya sabes, en febrero haré un nuevo ajuste porque quiero ser el campeón”.

Felices salieron a a atender a los periodistas y se encontraron a mogollón de ellos que habían ido hasta Berlín para ver si allí D.Mariano hablaba de los sobres de Bárcenas. ¡¡Mariano, clamó la cancillera, estas cosas se arreglan en casa¡¡. “Si ya lo hice Angela, hice una rueda de prensa para decir que todo era mentira pero nadie me creyó”. Bueno, al final Dª Angela se enteró de que Rajoy no hizo una rueda de prensa sino que puso una especie de mensaje navideño y no permitió preguntas.

No le quedó otra a Mariano, que allí, ante la cancillera, dar su versión sobre la publicación de los papeles de Bárcenas. Ante decenas de periodistas, el presidente del Gobierno Español juró y perjuró que “todo es falso” salvo “algunas cosas”

Para vergüenza nuestra esta frase ya ha dado la vuelta al mundo. Desde Le Monde hasta el Financial Times, las hojas parroquiales y todas las cadenas y emisoras del ancho y largo mundo, han difundido esa contestación épica,  han dedicado editoriales al supuesto caso de corrupción que pringa de lleno al jefe del Ejecutivo español, y se han extrañado de su burda y estúpida manera de hacer frente al caso Bárcenas y los sobres.

La pregunta que está en la calle es ¿Ha recibido Mariano Rajoy dinero negro como aparece en los papeles del ex tesorero del Partido Popular, ese que tiene una pila de millones en Suiza y se ha beneficiado de la amnistía fiscal?. ¿Es esta circunstancia alguna de “esas cosas” que son ciertas?. Lo cierto es que sigue sin quedarnos claro. La chusca intervención del líder del Gobierno deja más interrogantes que respuestas.

¿Es Rajoy tan incauto de pensar que por irse a Berlín no le iban a preguntar?, ¿Pensaba que allí, en Alemania, iba a poder dar una rueda de prensa sin preguntas?. Mariano, estás acabado. ¡¡Dimite ya¡¡

El ridículo, además de la desvergüenza, ha traspasado fronteras. Bajo la dura mirada de Ángela Merkel y más vigilado que nunca por los medios nacionales e internacionales, el jefe del Ejecutivo se ha visto forzado a ocuparse en Alemania de los trapos sucios que evitó, por todos los medios, lavar en casa. La incoherencia de su discurso ha vuelto a demostrar que no tiene salida. “Reitero lo que dije el sábado. Todo lo que se refiere a mí y a mis compañeros de partido no es cierto. Salvo alguna cosa que es lo que han publicado algunos medios de comunicación”. Una confesión en toda regla. Si alguien es inocente lo niega y defiende sin ambages su posición. Reconocer partes de culpas es ser culpable. Aquí no vale aquello de soy corrupto pero solo un poquito.

imagen

¡¡Rajoy Dimisión¡¡. ¡¡Elecciones Anticipadas Ya¡¡

Anuncios