Una mentira tras otra

El pasado viernes, en Las Cortes, tuve una interpelación directa con el Consejero Campoy. Era a consecuencia del déficit y de la deuda que cada día crece más. Le mostré esa gráfica. La línea azul (la que baja) es el presupuesto y la línea roja (la que sube) es la de la deuda. Ya vamos por más de 6.000 millones.
Con su letanía habitual dijo que no había que preocuparse, que la cosa va bien y que yo no soy más que un alarmista que busco votos desacreditando el buen hacer del PP.
Bien, pues ayer, utilizando la herramienta del Boletín Oficial, el Consejero de Hacienda, el del “todo va bien”, firma un decreto y cierra la caja del Gobierno. No habrá más pagos hasta el año que viene. Es decir que los proveeedores de suministros, las entidades sociales que tienen firmados convenios y están pendientes del anticipo de las subvenciones, las obras que se acaben desde aquí a fin de año,… no van a cobrar hasta el año 2015.

El Gobierno de Aragón tiene la increíble cara dura de meter estas facturas en un cajón y dejar a todo el mundo sin cobrar. Lo hace para cuadrar las cuentas, para obedecer el mandato de Montoro.

Lo cierto es que, por mucho que diga el PP, la cosa va a peor. Están desmantelando el estado de “medio estar” que tenemos, están llevando a la pobreza a la gente, están dejando sin atender necesidades sociales, el poco empleo que se crea es indigno y mal pagado y la deuda sube y sube más cada día. Han llevado Aragón a la quiebra. Eso es lo cierto y no tienen ni puñeteras ganas de resolver la crisis porque es verdad que la cosa va bien para algunos. Va bien para la banca, para las grandes fortunas, para los evasores de impuestos, para esta gente que, con la crisis, es más rica cada día.

Hay que ser muy incapaz para cerrar la caja el 6 de Octubre de un presupuesto hecho para todo el año 2014. Con esta decisión, además de hacer la puñeta a todos a quienes deja sin cobrar que tendrán que tirar de sus ahorros (si los tienen), o pedir préstamos (intereses a su cargo) o despedir trabajadores/as por quedarse sin liquidez, hipoteca ya los presupuestos del año que viene que parten con  la deuda acumulada de estos tres meses.

¡¡ Impresentable ¡¡.

Gráfica 1

Anuncios