Que poca seriedad
 
Bueno, más bien ninguna. Hablo de D.Albert, el jefe de Ciudadanos. Después del espectáculo de su cambio continuo de posición, de hacer como que no se entera de que los secesionistas-separatistas-rompedoresdeespaña-independentistas le han dado los votos para que, con 32 diputados/as, tenga dos “sillones” en la Mesa del Congreso (no le correspondía ninguno sin el apaño), ahora sigue haciendo de celestina para cuadrar las cosas y que gobierne D.Mariano.
Se permite anunciar que va a decir a su reverenciado rey que “le pida a Pedro Sánchez su abstención”. Esto demuestra dos cosas. Una que está totalmente entregado a la causa pepera y dos, y me parece lo más grave, que no tiene ni pajolera idea de la función que la Constitución le da al rey.
Se cree que el monarca puede seguir el “juego de tronos” para influir en lo que cada fuerza política tiene que hacer. Considera al monarca un “jefecillo de estado bananero” que, en vez de cumplir su función institucional, toma partido por lo que interesa a determinadas élites y partidos. ¡¡Puff¡¡…Y va de demócrata respetuoso con esa Constitución que tanto le gusta.
Tiene la cosa bemoles que gente como yo, que decimos abiertamente que esta Constitución no vale y hay que cambiarla, tengamos que salir a recordársela a quienes dicen defenderla y respetarla.
El artº 62 de la vigente Constitución española, esa que queremos cambiar pero que D.Albert dice que no se toca, señala que: “tras cada renovación del Congreso de los Diputados y en los casos en que este rechaza ratificar su confianza al Gobierno, el titular de la Corona consulta con los líderes de los grupos políticos con representación parlamentaria y propone al Congreso de Diputados un candidato a la presidencia del Gobierno “.
Consulta y propone, no expresa sus apetencias, ni mucho menos influye en la decisión que adopte cada fuerza política. Vamos, que aunque no soy, en absoluto monárquico, parece que respeto más al Borbón (le acepto, aunque no comparta, su papel institucional) que D.Albert que pretende utilizarle en lo que le interesa que es un gobierno del PP.
Espero que el ciudadano Felipe si que se haya enterado del papel que la Constitución le da y no se meta en las procelosas aguas a las que quiere llevarle el ciudadano Rivera.
Lo que también preocupa es que  esta “boutade” sea portada y titulares de prensa cuando, quizá, el titular debería ser. “Albert Rivera no conoce, o no entiende, la Constitución” o quizá “Albert Rivera presiona al Rey para que ayude al Gobierno del PP”, o,… bueno se me ocurre alguna otra pero, quizá salte la línea roja de la corrección, así que me la reservo.
Cn9R8cEWEAAhmVF
Anuncios