Los aliados entran en el campo de Mauthausen, en vez de banderas nazis hay banderas tricolores. Una pancarta dice “Los españoles antifascistas saludan a las fuerzas libertadoras”.

Mauthaussen era conocido como el campo de los españoles porque allí fueron casi todos los republicanos que los nazis habían apresado en Francia.
Sin embargo a todos les distinguieron con el triángulo azul de los apátridas. Franco no los reconocía como españoles y no permitió que regresaran a al ser liberados. Tampoco estaban las cosas como para volver a un país donde la dictadura fascista seguía asesinando a quienes se habían opuesto a ella y habían defendido la república.
Los españoles liberados, que habían sido exiliados al perder la guerra, que habían combatido a los nazis desde el ejército francés y desde la resistencia, no quedaron en libertad. Quedaron olvidados.
A diferencia de los rusos, de los franceses, de los italianos,… que volvieron a su país, los españoles “liberados” siguieron siendo apátridas y tuvieron que buscar un país donde vivir.
Pensaron que, una vez vencido Hitler, los aliados devolverían la democracia a España y podrían regresar a sus casas, pero Francia, EE.UU e Inglaterra, decidieron que Franco era un problema local que debían resolver los españoles.
Hubo un agravante. Las potencias aliadas empezaban a ver el peligro soviético, les preocupaba más Stalin que Franco.
Los republicanos liberados empezaron a ser mal vistos por “comunistas” y, una vez más, se quedaron en tierra de nadie. En muchos casos tuvieron que volver a emigrar para buscar un sitio en el que vivir, en el que trabajar, en el que intentar llevar una vida digna.
Fueron, y son, los grandes olvidados a los que, ni siquiera este país que presume de transición modélica, les ha hecho un homenaje.
Los supervivientes de Mauthausen, y otros campos de exterminio nazis, fueron abandonados a su suerte por Franco, fueron abandonados por los aliados y son olvidados por la España democrática que, hasta ahora, ha sido incapaz de rendir un homenaje de reconocimiento a los miles y miles de españoles y españolas que sufrieron el salvajismo asesino de los nazis.
¡¡Memoria, Justicia y Dignidad¡¡

Anuncios