El Gobierno sigue tomando medidas para evitar que esta crisis golpee a los/as más desfavorecidos. El paquete de las aprobadas ayer tienen un fuerte contenido social.
El escudo social se refuerza. El Decreto evita los desahucios, asegura el mantenimiento del alquiler, prohibe los cortes de suministros vitales como son el gas y la electricidad,… es muy largo y complejo el decreto que ahora debe convalidarse en el Congreso. Veremos allí de qué lado se sitúa cada partido. Recomiendo, a todo el mundo, que lo lea bien antes de empezar a decir las tonterías que llegan a decirse, algunas por desconocimiento, no tengo la menor duda, pero otras forman parte de esa indecente campaña de acoso y derribo al Gobierno que están promoviendo la derecha, la ultra y la más ultra, y los poderes económicos.
Lo cierto es que el decreto aprobado ayer, seguramente sin ser perfecto, seguramente sin resolver todo, seguramente con errores, es un decreto de apoyo a los sectores más débiles. No hay más que ver como ha sentado. Ya salió Venezuela a relucir y hay quien definió estas medidas como propias de la política bolivariana y reflejo de los comunistas que hay en el Gobierno. Hay quien quiere utilizarlo como ejemplo claro de bronca entre los socios. Convierten el debate, en bronca. Como si no supiéramos que en este Gobierno de Coalición, no monolítico, conviven planteamientos liberales con otros de izquierda mucho más sociales. Por eso, afortunadamente, hay debate y por eso, aunque los debates se alarguen hasta la madrugada, salen medidas a favor de las capas sociales más débiles.
No hay más que ver como ha reaccionado la derecha casposa. Mirad las portadas de hoy. El ABC destaca que “se antepone la ideología a la recuperación”. Pues ya era hora que el Gobierno actúe sin sumisión total a la economía y que, para salvar a la gente más desfavorecida se “hipoteque España” como dice la razón.
Supongo que esta gente está totalmente de acuerdo con que, por encima de todo, se salve a la banca, de hecho aplaudieron hasta con las orejas cuando se hipotecó España para ello. Para ellos/as lo fundamental no es la gente, son los mercados, la economía que dicen los liberales. Lo que pasa es que esta gente, los/as liberales cuando hablan de economía se refieren a la suya, no a la de todos y todas.
El otro día, cuando en Europa se debatía la ayuda a los países que sufren la mordida del COVID 19, el primer Ministro Holandés, Mark Rutte, lo dejó muy claro “Holanda no puede poner en riesgo su economía para favorecer a los países del sur”, dijo. Ese es su ideario, esa es su ideología. Pues, afortunadamente, en el Gobierno PSOE-Unidas Podemos ha entrado la ideología que antepone lo social a lo económico. Por eso quieren tumbar este Gobierno y por eso, a pesar de la pandemia, intentan derribar este Gobierno.
Por eso, la derecha casposa está redoblando esfuerzos en el acoso. Pero no nos engañemos, no buscan resolver la situación, simplemente, de manera indecente, van a la caza de rédito electoral.