Un tipo llamado Rosell

Es el presidente de la patronal española. Es, también, consejero de Gas Natural y tiene un sueldo de 208.000 € al año.
Ayer, además de decir que el trabajo hay que ganárselo cada día (qué más quisieran esas miles de personas que quieren trabajar y no pueden), dijo que eso del trabajo fijo es un concepto del Siglo XIX.
La lucha de clases y el capitalismo siempre estuvo presente en mi actividad como docente. Al oír a este “empresario” recordé´cuando a mis alumnos y alumnas les hablaba de las luchas de la clase trabajadora por sus derechos y les decía que en el siglo XIX, con la revolución industrial, la clase trabajadora, era explotada sin contemplaciones.
Este impresentable, seguro que su capacidad mental se lo impide, debe saber que, en el siglo XIX, los trabajadores y trabajadoras, incluidos los niños y niñas que eran mano de obra, tenían que soportar unas condiciones laborales muy duras.
Jornadas de más de doce horas que, cuando llegó la iluminación por gas a las fábricas, aumentaron. Les descontaban de su salario multas por dejar el trabajo para hacer algo tan humano como mear, o por hablar en el trabajo.
El obrero tenía que poner un sustituto si caía enfermo; no cobraba los días perdidos y podía ser despedido sin ningún derecho. Por lo general, la fábrica no reunía las condiciones mínimas de higiene y salubridad.
El trabajo infantil constituyó el capítulo más degradante. Aunque las leyes fueron limitando la edad, el horario y el tipo de trabajo, no faltaron los abusos de todo tipo. En Francia, en 1841, la reglamentación laboral exigía que los niños tuvieran «al menos 8 años» y prohibía que trabajaran de noche. Aquí, en este país, ni siquiera eso. Los niños y niñas, por ser más sumisos y por cobrar un salario menor, eran la mano de obra mas rentable.

También les decía que de allí, de la revolución industrial, vienen las luchas obreras, y los sindicatos y, si estuviera en clase, a los de mi clase, les diría que nos quitan derechos y quieren volvernos allí, al Siglo XIX.
Por esto, por tipos como este, se hace necesaria, la coalición de la izquierda que ponga a esta gente en su sitio. #SumamosParaGanar

1_de_mayo__2__0

Lo que entiendo y lo que no.

Con esta posibilidad, que se puede dar, de una coalición de izquierdas, para el caso (parece que así será) de que haya nuevas elecciones se está produciendo un apasionado debate.
Hay una gran mayoría social, sobre todo y especialmente quienes sufren los mordiscos del neoliberalismo, que espera, y reclama, ese frente amplio social y político de izquierdas. Lo entiendo perfectamente, es la única posibilidad de que las cosas cambien.
Hay preocupación, seria preocupación, en el sistema y en los partidos que sustentan el régimen. Lo entiendo. Saben que esta coalición llevaría un potente grupo al Congreso con capacidad de influir.
Hay preocupación, seria a lo que se ve, en algunas, poquitas y cada vez menos, gentes que, siendo de izquierdas, se oponen. Esto no lo entiendo. Me lo expliquen, si son capaces. Argumentan que esa coalición, en la que entrase Podemos, significa el fin de izquierda unida, su desaparición, su disolución.
Lean bien el diccionario. Coalición:“unión entre dos o más partidos”. Unión, no disolución de uno en otro, ni engullimiento, ni nada parecido.
Por otra parte, háganme también el favor, lean, o recuerden, lo que por amplísima mayoría hemos aprobado: “Izquierda Unida, en todo caso, se presentará a las nuevas elecciones generales si las hubiera. Se compromete a hacerlo desde la búsqueda clara de la convergencia con el resto de actores que asuman el compromiso de un programa rupturista y alternativo como el que tiene IU-UP*. Se compromete con un proceso de convergencia en el que se respeten las identidades de cada cual. Es ese el interés que tenemos desde el convencimiento de que es la mejor alternativa para las clases populares, para los trabajadores y trabajadoras”.
Pues eso. Que si hay nuevas elecciones vamos a intentar dejar de mirarnos el ombligo y vamos a ver si somos capaces de presentar un frente unitario de izquierdas.

manifa madrid

Una nueva oportunidad, será la segunda, para abrir la puerta a esa alternativa que esperan quienes sufren los efectos del neoliberalismo salvaje, la que esperan quienes son desahuciados de sus viviendas, quienes han agotado prestaciones y subsidios, quienes ven a sus hijos e hijas marchar lejos en busca de un empleo, quienes sufren la pobreza energética, quienes malviven con un empleo basura y sin derechos, quienes están hartos de ver como se les ríen quienes evaden impuestos, quienes quieren sacar al corrupto PP de una vez del Gobierno,….

Eso solo será posible si somos capaces de presentar a la gente un bloque unitario de la izquierda, un bloque que debe ser de ámbito estatal, no vale en un sitio si y en otro no. Estamos hablando del Congreso, no de ámbitos territoriales.

Un bloque que debe respetar lo que son, y lo que han  sido, las organizaciones que lo conformen. No vale aquello de ven aquí que te dejo un sitio, ni lo de quita tus siglas que ya pongo las mías. Un bloque unitario, plural, pero con un programa nítido y claro de izquierdas.

Un bloque de izquierdas para defender, en nombre de esa mayoría social que lo reclama, esa alternativa que abra la puerta a la esperanza de que se pueden hacer las cosas de manera distinta a como se han hecho hasta ahora.

Tenemos una nueva oportunidad. Vamos a ver si somos capaces de aprovecharla. Vamos a ver si anteponemos el interés general al partidista. Vamos a ver si estamos a la altura de la responsabilidad que tenemos.

Junio puede ser el mes en el que veamos la esperanza

Pozuel (Abril 2007)

Nueva reunión con PSOE

Ayer tuvimos otra reunión con PSOE. Volvimos a hablar de la investidura y volvimos a decir que necesitamos sacar, cuanto antes, al PP del Gobierno.
Lo primero que dejamos muy claro fue que si el pacto que tienen firmado con Ciudadanos no se cambia radicalmente volveremos a votar en contra si es que intentan, de nuevo, la investidura.
Alberto Garzón lo señaló en la rueda de prensa posterior al encuentro “Nos gustaría que el PSOE rompiera el pacto con Ciudadanos y empezáramos de cero pero también podría ser lo mismo modificarlo sustancialmente hasta que no parezca el acuerdo con C’s”.
El PSOE nos dice que su acuerdo con C´s sigue vigente. No lo entiendo porque ese acuerdo se ha demostrado incapaz de sumar mayorías. Es verdad que nos han dicho que están abiertos a que pueda haber cambios aunque no avanzaron qué cambios puedan darse. Nosotros ya avisamos, y lo mantenemos, que es incompatible la política social que necesita la ciudadanía con la política económica y laboral que aparece en ese pacto fallido.
Con todo, y así lo dijimos y pensamos, si el PSOE y Podemos no llegan a un acuerdo todo lo que hagamos los demás será insuficiente, no bastará para evitar nuevas elecciones en junio.
Por nosotros no quedará. Lo decimos claramente. Hay que sacar al PP de ese Gobierno en funciones. Hay que formar Gobierno de Progreso. Hay que hacerlo ya y no hay que esperar a unas nuevas elecciones en Junio.
Es tiempo de que PSOE y Podemos, que son necesarios para esa mayoría de progreso y cambio, digan claramente si van a intentarlo o van a seguir jugando al postureo. Deben decir si quieren Gobierno o nuevas elecciones.

56eb00b7d77e7

El círculo no es cuadrado y, por mucho que se empeñe D.Pedro, su pacto con D.Albert es de todo menos de progreso. Son tantas las cesiones que el PSOE ha hecho que ha desdibujado su programa y, lo que es peor, ha “malvendido” los votos que la gente le dio. Estoy seguro que quien votó PSOE no lo hizo para compartir Gobierno con la derecha.

Lo que no entiendo, creo que la mayoría de la gente tampoco, es por qué se hacen cesiones a la derecha y no se acuerda con la izquierda. No entiendo los motivos por los que, estando en una mesa con las fuerzas de izquierdas, con las que se suman 161 votos se salen de ella y se van a un pacto que tan solo cuenta con 130 votos de respaldo. Podemos + Compromis + IU-UP aportamos 71 votos los 90 del PSOE. Ciudadanos solo 40.

El Gobierno PSOE-Ciudadanos tan solo es posible si cuenta con el apoyo (aunque sea mediante la abstención) del PP. El resto de fuerzas políticas no van a respaldarlo. La izquierda porque no vamos a legitimar con nuestro apoyo un programa que, lejos de resolver el drama de la emergencia social, lo agudiza con medidas regresivas. Los nacionalistas, tanto de un lado como del otro, tampoco porque no aborda el derecho a decidir. Lo dicho. Este Gobierno solo es viable si cuenta con el PP.

¿Qué busca entonces el PSOE?. ¿El famoso pacto de Estado que defienden Felipe González y otros barones socialistas?, ¿busca unas nuevas elecciones?, ¿ha girado definitivamente a la derecha y ya ni tan siquiera es socialdemócrata?. Esas son las preguntas que de bernia hacer a sus bases.

Lo triste y evidente es que las posibilidades reales que hay de un gobierno de progreso que derogue reformas laborales, que no abarate el despido, que llame a los asesinatos machistas por su nombre, que quite los privilegios a la iglesia, que quiete leyes represivas, que incremente el gasto y la protección social, que tome medidas de progreso y para la mayoría social, las impide esa decisión del PSOE de cerrar el acuerdo con Ciudadanos en vez de hacerlo con la izquierda en la mesa a 4 que nos costó 60 días organizar.

Por necesidad de la gente, por coherencia, seguimos insistiendo en que aún es posible un gobierno de progreso. Por eso seguimos haciendo un llamamiento a recuperar el diálogo y la negociación. Nosotros y nosotras, IU-P estamos decididos a ello. Falta que Podemos regrese a la mesa que el PSOE opte por la izquierda.

2016010912542465716

 

 

 

La Huelga No es Delito
 
En estos tiempos en los que lo más reaccionario sigue mordiendo derechos hay que salir a la calle, hay que defender las cosas que tenemos y que, poco a poco, nos van quitando.
El derecho de huelga, prohibido en nuestro país hasta 1977, está otra vez en peligro. Durante el régimen franquista hacer una huelga era, además de motivo de despido, jugarse la cárcel porque era ilegal y juzgada como un delito.
El franquismo lo tenía claro, igual de claro que la derecha reaccionaria y casposa, prohibía la huelga y los sindicatos de clase porque consideraba a la clase trabajadora como simple mano de obra al servicio del sistema productivo y, para eso, necesitaba trabajadores y trabajadoras sin derechos y sumisos.
Fueron muchas las luchas, las detenciones, las torturas e, incluso, las muertes, las que hicieron posible que la clase trabajadora de este país tuviera reconocido el derecho a defender nuestros intereses y reivindicaciones con la huelga.
Hoy ese derecho nos lo quieren quitar. Hoy van a juzgar a 8 trabajadores, a 8 compañeros sindicalistas, hoy juzgan a los 8 de Airbus. El fiscal pide, para cada uno de ellos, 8 años y 3 meses de cárcel, más que para Bárcenas y toda esa banda de presuntos corruptos.
No son los únicos. Son ya más de 300 las personas encausadas, algunas ya juzgadas y condenadas, otras a la espera de juicio, por participar en la organización y convocatoria de huelgas generales, sectoriales o de empresa.
La Ley Mordaza y la reforma del Código Penal que ha criminalizado este derecho en su artículo 315.3 son las herramientas que se utilizan para reprimir. Son la respuesta que da el neoliberalismo a las movilizaciones y las luchas obreras y, por eso, hacen una criminalización selectiva de los organizadores y participantes (recordad el caso de Raquel y los demás detenidos en las Marchas de la Dignidad) para presionar y atemorizar, para trasladar el mensaje, claramente franquista y dictatorial, de no ir a las movilizaciones porque puedes acabar detenido y juzgado.
Por eso, siempre, pero hoy especialmente hay que salir a la calle, hay que estar con los 8 de Airbus, hay que decir, alto y claro, que la Huelga no es Delito, es un derecho que nos quieren quitar.
huelga no es delito

¿Posible Gobierno?

Veremos, ya hay un candidato. El escenario abre algunas posibilidades que conviene analizar. Ciertamente el paso atrás de Rajoy es el reconocimiento de que el PP no tiene apoyos suficientes. El intento de Pedro Sánchez hay que situarlo, primero, en la necesidad del PSOE (y del propio Sánchez) de aparecer como alternativa posible al PP tal y como lo ha sido en todos los años de la democracia (bipartidismo se llama eso).

Es cierto que, esta vez, los votos de la gente han dejado un Congreso sin mayorías claras y, por eso, conformar gobierno resulta complicado. Lo primero que hay que decidir es si, en estas condiciones, queremos un Gobierno que, necesariamente, debe salir del pacto y la negociación o si preferimos otras elecciones.

Yo no creo que haya que desaprovechar la oportunidad de sacar al PP del Gobierno pero no estoy dispuesto a que la cosa sea un asunto de sillones, no quiero un “ahora me toca a mí”, ni quiero un reparto de carteras ministeriales, ni quiero que la cosa responda a intereses partidistas.

Se, porque así ha quedado el Congreso, que solo puede desbancarse al PP mediante un acuerdo en el que hacen falta 176 votos para investir al Presidente en una primera votación y que luego, en la segunda, basta con mayoría suficiente que puede conseguirse negociando apoyos y abstenciones. Luego después, para gobernar, hace falta sumar los votos necesarios que, como en el caso del Presidente, pueden acordarse apoyos y abstenciones.

En estas condiciones hay que tomar decisiones. Hay que tomarlas siendo conscientes de la necesidad de negociación. Lo cierto es que ya, sin hablar de programa, de medidas a tomar para empezar a resolver los problemas de la gente, ponen líneas rojas. Podemos y Ciudadanos se vetan mutuamente y los primeros llegan a proponer ya el Gobierno adjudicando las carteras a quienes consideran oportuno.

Yo creo necesario intentar un Gobierno. Me gustaría de izquierdas nítido y claro, rupturista y de vocación republicana, pero se que hoy las cuentas solo dan para uno que pudiéramos llamar de progreso. Lo más razonable, serio y honesto, sería hablar de un programa urgente de medidas sociales, de un compromiso con el empleo, con los servicios públicos, con las pensiones, …. negociado con limpieza y transparencia. Pero hasta ahora tan solo a Alberto Garzón y a la Unidad Popular les oigo hablar de esto. Han propuesto 15 medidas mínimas que, tras la consulta a las bases y a la militancia, debe comprometerse a cumplir quien quiera contar con el voto de los 2 diputados de IU-UP.

Conclusión, puede sacarse al PP del Gobierno, puede haber un gobierno obligado a poner los temas sociales en la agenda y puede haber otras elecciones. Ahora se trata de decidir. Se trata de ver el bosque o los árboles

IMG_1946

 

Juego de Tronos (o de vetos que es lo mismo)

Ha pasado ya un mes y medio de las elecciones del 20D y seguimos sin saber si alguien va a intentar someterse a la sesión de investidura para la Presidencia del Gobierno.
Hoy, D.Mariano y D.Pedro, cierran la ronda con el Rey y puede que, D.Felipe, haga una propuesta, al fin y al cabo es una de esas grandes tareas que tiene el monarca.
Ahora bien, lo cierto es que para intranquilidad del FMI, de la Comisión Europea y del Banco Mundial, parece que hay pocas posibilidades de que haya Gobierno en España.
D.Pablo, con la modestia que le caracteriza, se autoproclama Vicepresidente y, sin consultar a nadie, hace una rueda de prensa, dice que D.Pedro será el jefe, que él será el Vice y que habrá hasta una cartera para D.Alberto (no D.Albert, cuidado) Esa “propuesta” no le cae bien a D.Pedro que dice que él va a mirar hacia D.Albert (no D.Alberto, más cuidado) y hacia D.Pablo, pero resulta que D.Pablo (el que quiere ser Vice), dice que como esté D.Albert, que nada de nada el problema es que D.Albert, le dice a D.Pedro que como esté D.Pablo, tampoco.
Mientras tanto D.Mariano, dice que lo normal sería que D.Pedro y D.Albert le apoyaran que es lo que necesita el Estado. Tiene un problema D.Mariano porque sabe que es, a la vez, el más votado y el más vetado.
D.Alberto insiste. “Hay posibilidad de un Gobierno de Progreso, hay posibilidad de empezar a hacer cosas, de derogar la reforma laboral, y la LOMCE, y la Ley Mordaza, y hacer leyes más justas y democráticas,.. “pero nada, D.Pedro y D.Pablo a lo suyo y, es evidente, ni D.Mariano ni D.Albert van a jugar a eso del progreso.
Y,….. así estamos. Algunos, pensando en los votos, emplean los vetos para que no haya Gobierno y haya que convocar nuevas elecciones. Los que emplean el veto para volver a votar creen que tendrán más votos en una segunda vuelta.
Bueno, pues si no hay Gobierno y llegamos a eso piensen bien su voto, recuerden algunas cosas que les dijeron y analicen para qué o para quien fue útil su voto.

Sol y Alberto

¿Entrais en el Gobierno?

Eso me han preguntado varias veces en los últimos días. Todo a raíz de la propuesta que, sin consultar con nosotros, hizo el lider de Podemos.
Yo siempre he dicho, y digo, que ahora hay oportunidad de evitar un gobierno liderado por el PP y, por consiguiente, soy firme partidario de hablar, negociar, acordar (como quieran llamarlo) para un posible gobierno de,…., vamos a llamarlo de progreso porque es evidente que de izquierdas no sería.
Hablar, negociar, acordar si es posible, se hace justamente hablando entre organizaciones, con un programa a acordar para desarrollar. Bien, hagamos eso, hablemos y, si es posible y ojalá lo sea, acordemos.
Luego seamos realistas. Ya me gustaría a mi que fuera de otra manera, pero gracias a ese bodrio de Ley Electoral que tenemos, las matemáticas dicen lo siguiente:
PSOE+Podemos+las confluencias+Izquierda Unida-Unidad Popular sumamos 161 escaños, es decir, nos faltan todavía 15 para los 176 que dan la mayoría absoluta necesaria para ganar una investidura en el Congreso en primera vuelta.
En segunda vuelta basta con una mayoría simple, es decir, más votos a favor que en contra. Los ciudadanos y ciudadanas, con sus votos, han querido que la suma de PP y Ciudadanos sea de 162 diputados/as.
La posibilidad de este gobierno, entonces, solo sería realidad consiguiendo un mínimo de dos votos más que deberían venir de ERC (9 escaños), o de Democracia y Libertad (8), o de PNV (6) o de Bildu (2) creo que con ellos tampoco se ha hablado. Y también habría que asegurar que PP y Ciudadanos no suman ningún voto más. No serviría de nada, por ejemplo, que la izquierda nacionalista (ERC y Bildu) dijeran si y que la derecha nacionalista (DL y PNV) dijeran no.
¿Podemos tener Gobierno de Progreso?, sobre el papel hay posibilidad
¿Puede haber Gobierno de derechas?, las cuentas también pueden salir.
¿Puede haber ese otro Gobierno que dice Pedro Sánchez de PSOE+Ciudadanos+Podemos?, también.
Puede que no haya Gobierno y haya nuevas elecciones?, pues también.
Bueno, pues,…….. ahora, vistas las opciones y visto lo que podemos, hay que saber lo que queremos y para eso, insisto, hay que hablar más y anunciar menos. Así que hablemos, nosotros estamos dispuestos.

2016010912542465716

¡¡No se olviden de la troika¡¡

Esta semana, una de las noticias, fue la propuesta que hizo Podemos de formar un gobierno junto a PSOE e IU-UP. Una propuesta, que se hizo en una rueda de prensa, sin siquiera haber hablado con los partidos a los que, se supone, va dirigida. Yo, más allá de las formas que no son desde luego las más oportunas ni acertadas, creo que hay que intentarlo.

Hay que explorarlo en serio porque mientras aquí deshojamos la margarita la troika, en Bruselas, ya se ha puesto en marcha otra vez. Aparentemente ha estado callada mientras se celebraban las elecciones en España pero había dejado sus mensajes. Se los había enviado al Gobierno en funciones, lo había avisado a la banca y a los mercados y se lo había advertido a todas las formaciones políticas que se presentaban a las elecciones del 20 D.

Cuando Rajoy, en un inadmisible gesto electoralista, presentó los presupuestos para 2016 recibió, ya en octubre, un tirón de orejas de Bruselas: la Comisión vió “serios riesgos” de incumplir el déficit en 2016 y reclama “una actualización” del proyecto de cuentas públicas, que debe presentar el próximo Ejecutivo.

Ahora, la Comisión europea que preside (gracias a los votos de los populares y socialistas europeos) Juncker actúa y lo hace rápido. El brazo ejecutor de la política europea deja muy claro que exigirá un duro ajuste fiscal adicional al próximo Gobierno y la consolidación de las reformas.

Por eso la Comisión Europea tiene prisa y exige que este país tenga rápido un nuevo gobierno. De esto estamos hablando, aunque mucha gente y muchos medios de comunicación y muchos tertulianos y tertulianas, se empeñen en hablar de cosas mucho más banales.

Hay quien hace cálculos, todos ellos partidistas, sobre la conveniencia o no de otras elecciones. Quienes más apuestan por ello lo hacen calculando que van a mejorar resultados. Tengan en cuenta que las encuestas dicen que, aunque Podemos pudiera conseguir algún escaño más, también el PP y Ciudadanos mejorarían y la suma de PP y Ciudadanos daría mayoría absoluta.

Por eso es importante tomar conciencia y ponerse, de verdad, a hablar de las posibilidades de un gobierno que, si no podemos llamarlo de izquierdas, sea al menos de progreso.

Pero, para hablar de esto y hacerlo en serio, hay que sentarse a una mesa, hay que hablar de programa, hay que hablar de compromisos y hay que hablar de la urgente agenda social que necesita la gente que más sufre la crisis. Hay que hablar de estas cosas antes que de los sillones, antes de quien va a ser presidente o vicepresidente. Hay que hablar seriamente y eso no se hace por wasap, ni por twiter, ni en una rueda de prensa.

También, una vez hablado, hay que explicar lo hablado y, antes de tomar una decisión, someterlo a consulta de la gente porque algo tan importante como un gobierno y su programa no se acuerda en una mesa camilla, eso ya no se hace, claro que tampoco se hacía ya imponer  desde la cúpula, y a dedo, cabezas de lista, pero bueno, estas cosas para otro día

También he llegado andando a Bruselas

También he llegado andando a Bruselas